Agua y Feng Shui

feng shui

El agua es uno de los cinco elementos en los que se fundamenta el antiguo arte del Feng Shui, además es el único que tiene movimiento y, al igual que el aire, es imprescindible para el desarrollo de la vida. Es un elemento poderoso por lo que hay que tratarlo de manera experta ya que sus efectos pueden ser muy beneficiosos o tremendamente devastadores. Aunque aquí no quiero hablaros del elemento agua si no del agua en concreto.

La diferencia entre agua y elemento agua es que el elemento agua hace referencia a todo lo simboliza el agua pero sin serlo. Por ejemplo, los colores fríos como el azul o los espejos y cristales pertenecen al elemento agua pero, claro está, no son agua. Del elemento agua ya hablé aquí. Ahora sólo haré referencia al agua.

Los paisajes con agua son más agradables al hombre, no sólo por su estética si no por el simbolismo positivo del agua ya que es fuente de vida y prosperidad.  Vivir en un entorno en el que haya un río, lago o estanque hace que las personas se sientan más felices y equilibradas. Pese a ello, hoy en día la mayoría de nosotros vivimos en ciudades por lo que no podemos gozar de un paisaje con agua a nuestro alrededor, por eso el Feng Shui intenta reproducir el ambiente que proporciona el agua al aire libre en los espacios interiores.

Además de por su valor estético y por el bienestar que produce verla, el agua es un elemento que atrae el dinero y la prosperidad siempre que se coloque adecuadamente. Si no, el efecto sería el contrario. Y esto se debe a que el agua es un vehículo portador de la energía Chi de efecto estimulante. Como el Chi es traído por el agua, es muy importante saber en qué dirección llega el agua que entra en una propiedad y en qué dirección sale, así como dónde se recolecta, ya que esto es un factor clave para saber de qué manera afecta el agua a dicha propiedad y a los que en ella viven.feng shui

La utilización del agua tiene una variada  gama de posibilidades también de acuerdo al volumen de agua que se necesite, que puede ser desde un acuario o pecera redonda pequeña, fuentes de agua con movimiento, hasta avanzadas y sofisticadas fórmulas de agua que necesitan ser orientadas en grados exactos y que toman en cuenta los accidentes externos.

El agua tiene tres funciones importantes en el Feng Shui: por un lado, puede usarse como cura para un determinado sector de la vivienda, es decir para conseguir el equilibrio entre los cinco elemento; es un medio para hacer llegar al interior de un edificio la energía Chi de la naturaleza y, por último, es un activador de la prosperidad si se usan de acuerdo con las estrellas volantes.

Para la tradición china que sustenta al arte del Feng Shui, es de buen augurio que en un ambiente donde el dinero tenga importancia haya un recipiente con agua. Por ejemplo, los entendidos en esta disciplina aconsejan a los viajantes de comercio que lleven botellas con agua en los coches y que en restaurantes y otros negocios de cara al público se coloques acuarios o estanques con peces.

Los efectos del agua varían dependiendo de si se usa agua en reposo o agua en movimiento y es el experto en Feng Shui el que determina qué es mejor para cada espacio de la casa. Si se necesita agua en movimiento, lo mejor es colocar una fuente feng shui pero si se necesita agua en reposo entonces puede colocarse un jarrón con flores frescas o bien alguna reproducción de grandes masas de agua como ríos, mares u océanos para activar el Chi.

feng shuiFuentes feng shui

Las fuentes interiores pueden usarse para elevar la energía del ambiente, para mejorar la calidad del espacio y para influir sobre la carga eléctrica del aire. Es fundamental que la circulación del agua sea en el sentido correcto y que esté siempre muy limpia. Todo lugar que se relacione con el agua debe estar limpio, ventilado y cuidado, especialmente en ambientes de trabajo o comercio. Además, estas pequeñas fuentes contribuyen al equilibrio de las cargas iónicas del aire, que influyen en nuestro estado de ánimo, y dan la sensación de que el ambiente está más fresco y el aire más límpido.

Una fuente feng shui debe ser estéticamente agradable y tiene que producir un sonido no muy alto. Un sonido fuerte puede parecer atractivo al principio, pero se volverá molesto después de pocos minutos, por eso se recomienda que la bomba impulsora del agua sea de buena calidad así el zumbido del motor no se notará. La fuente feng shui no debe salpicar demasiado y debe contener piedras con propiedades iónicas como el cuarzo, el granito o la micra. El agua siempre debe circular en un solo sentido, no deben cruzarse corrientes de agua que transcurran en direcciones opuestas porque causaría mal feng shui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing