Aleister Crowley y el Tarot

Aleister Crowley

Pese a que el tarot es un arte muy antiguo, todavía se encuentra en plena evolución, sobre todo en lo que se refiere al diseño de sus barajas. Y es que muchos artistas sienten la necesidad de plasmar sus sentimientos esotéricos en una baraja que los conectará con su lado espiritual y que podrá ayudar a otros a relacionarse con el simbolismo de este milenario juego de cartas.

Una de las barajas modernas que más interrogantes ha planteado en la llamada Espejo del Alma, conocida también como tarot de Aleister Crowley, además de ser una de las barajas de tarot más vendidas del mundo.

Su autor, Aleister Crowley es, sin duda alguna, la figura más ambigua del mundo oculto del siglo XX. Llamado Maestro Therión, fue miembro de la Hermetic Order of the Golden Dawn y de la Ordo Templi Orientis. Fue una figura muy controvertida en su época ya que se le acusaba de practicar ritos paganos, de asesinatos rituales y de poseer poderes mágicos relacionados con el Mal.

Pero Aleister Crowley era un pensador que inauguró un sistema filosófico llamado Iluminismo Científico que se basaba en el estudio de las ciencias ocultas a través de un método científico. Publicó más ochenta libros dedicados a la magia, la cábala, el esoterismo, el yoga, etc. De entre ellos destacan los dedicados al sistema MagicK, con K final, y a la filosofía que el fundó  gracias a las revelaciones del Libro de la Ley.

El tarot de Aleister Crowley. El Tarot de Thot

El tarot de Aleister Crowley está compuesto por cincuenta y seis cartas inspiradas en el tarot egipcio, por lo que recibió también el nombre de tarot de Thot, o tarjetas de Thot. Además de estas 56 cartas cuenta también con las 22 pertenecientes a los  Arcanos Mayores y Menores.aleister crowley

Esta baraja de tarot con sus imágenes profundas y complejas busca reflejar lo más escondido del inconsciente. La riqueza de las láminas es tremenda y rotunda, y los significados que Aleister Crowley les otorgó le dan a este tarot una originalidad y una belleza sin precedentes.

El tarot de Aleister Crowley, fue pintado con acuarela entre los años 1938 y 1942 por Lady Frieda Harris, bajo la supervisión de Crowley, que añadió elementos científicos ligados al ocultismo. Fue producido utilizando las técnicas más avanzadas de impresión y separación de colores, reproduciendo con exactitud los sorprendentes colores de las pinturas originales. Esta baraja de tarot se publicó por primera vez en el el Libro de Toth en 1944 y no aparece como baraja hasta 1969.

Una de las innovaciones que Aleister Crowley incorporó a la lectura de tarot es la incorporación del elemento sexual, largamente reprimido, como elemento mágico poderoso en la interpretación de las cartas.

El tarot de Aleister Crowley tenía un objetivo más ambicioso que cualquier mazo creado hasta ese momento ya que buscaba ser “el espejo del alma”. Es decir, un reflejo de lo que cada individuo atesora en su interior. Los nombres de las cartas  ya revelan este propósito ya que intentan reflejar todos los estados posibles del espíritu humano y esto se ve también reflejado en el simbolismo que otorga a los Arcanos Mayores y Menores.

Lo primero que salta a la vista en este Tarot es que, contrariamente a la sencillez que se encuentra en el Tarot de Marsella, el Tarot de Aleister Crowley presenta un gran colorido y unas pinturas que no dejan de generar fascinación, especialmente en los Arcanos Menores, en donde Crowley expresa el significado de cada carta de forma incomparablemente abstracta y profunda, a través de símbolos originarios de los mundos de la magia, la astrología, las tradiciones de las culturas mediterráneas, los celtas y el antiguo Egipto.

Aleister Crowley

Otra de las muchas diferencias entre este tarot y las barajas tradicionales es que cambia de posición las laminas 8 y 11, en este mazo la lámina 8 representa La Fuerza y la 11 La Justicia. Estas dos tarjetas y algunas otras tienen una clara influencia de los 4 elementos y la vivencia Wiccana.

Como curiosidad hay que decir que el tarot de Aleister Crowley tiene tres cartas de El Mago. A pesar de las especulaciones sobres este hecho, según el fabricante de las cartas, Werner Ganser, el Tarot lleva estas dos cartas añadidas porque se encontraron 80 pinturas y dado que los dos Magos adicionales eran bonitos, los incluyeron como piezas de coleccionista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing