Colocar espejos según el Feng Shui

espejos

Los espejos son uno de los objetos más controvertidos en el Feng Shui ya que muchos autores consideran los espejos como una especie de cura feng shui maravillosa capaz de solucionar cualquier problema, tanto es así que se les suele llamar “objetos aspirina” porque se supone que sirven para todo. Otras escuelas de esta disciplina consideran que los espejos no sirven para absolutamente nada. Yo, por mi parte creo que, usados en su justa medida, los espejos pueden ayudar a conseguir un espacio equilibrado con una buena circulación de energías positivas.

A simple vista puede apreciarse que los espejos son capaces de crear un espacio virtual gracias a la imagen que reflejan y que, además, dotan de más luz a los espacios en los que se colocan. Estas propiedades hacen de los espejos unos elementos importantes a la hora de corregir desequilibrios causados por el poco espacio o la iluminación escasa. Cualidades, el espacio y la iluminación, muy apreciadas en el feng shui.

Los espejos representan una energía yang o activa lo que hace que aumente la energía de un lugar, sólo con colocar uno de estos elementos. Por ejemplo, sólo colocando en un vestíbulo o una entrada estrecha y oscura un espejo la percepción energética del lugar cambia radicalmente ya que hace que el espacio se vea mayor, más iluminado y más agradable a la vista, consiguiendo así que te sientas a gusto en ese lugar con lo que la energía de esa entrada será mucho más positiva. También en un espacio pequeño colocar un espejo será de mucha ayuda ya que parecerá que se duplica el tamaño de la zona, creando una ilusión de espacio y profundidad. Eso sí, hay que tener la precaución de fijarse con lo que se refleja en él para evitar originar un problema en otra parte de ese espacio.

Originalmente, los espejos eran considerados por el Feng Shui como elemento metal, porque se pulían sobre este material pero, actualmente, al fabricarse con vidrio incorporan la energía del agua. Además de este aporte energético al ciclo de los cinco elementos, el espejo es usado como cura para diversos espacios. Entre ellos, los pasillos largos donde el chi o energía se mueve con excesiva rapidez. Si colocas ahí un espejo el Chi fluirá más despacio. Para ello deberás colocar varios espejos en forma alternada en cada pared del pasillo, sin enfrentarse, reflejando imágenes agradables de cuadros, fotos o adornos de la pared opuesta.espejos

Como ocurre con todos los elementos y espacios en los que se aplica el feng shui, los espejos deberán estar siempre limpios y sin grieta o rotura alguna. No son recomendables los espejos biselados o los que incorporan líneas en la superficie que producen cortes o duplicaciones en las imágenes ya que producirían distorsiones en la energía que repercutiría en el chi de la zona donde estén colocados los espejos.

Los espejos que se colocarán en el interior de una vivienda u oficina no deben ser con tintes grisáceos u oscuros porque recuerdan  a puertas oscuras y tétricas, dando un aspecto difuso al ambiente.  Si vas a usar el espejo para mirarte o asearte debes procurar que tu imagen completa quepa en el espejo, que no tengas que agacharte para mirarte. Si tienes espejos antiguos asegúrate de que no  han pertenecido a lugares o personas que no tuvieron buen feng shui. 

Dónde colocar espejos y dónde no

A parte de los ejemplos que ya he mencionado, hay lugares en los que los espejos son necesarios para equilibrar la energía del lugar y hacer que el chi fluya libremente.

Un lugar en el que no pueden faltar los espejos es el baño ya que es donde nos aseamos y arreglamos por lo que será muy cómodo contar con al menos un espejo. En Feng Shui, una de las cosas que más importantes es respetar la comodidad. Por lo tanto, si algo es cómodo, seguro que pasa el filtro del Feng Shui. Lo único que hay que tener en cuenta es dónde colocarlo para sacarle el máximo provecho. Si puedes, evita que esté enfrente de la puerta de entrada, es mejor en un lateral. Si sólo puedes colocarlo ahí intenta mantener la puerta siempre cerrada o al menos entornada.

Otro lugar donde los espejos son especialmente útiles son los pasillos largos y estrechos como ya he comentado más arriba además de las escaleras largas y/o empinadas. Hay que recordar que tanto pasillos como escaleras son espacios conductores del Chi dentro de la casa, en el feng shui clásico se les conoce como caminos de agua o de energía yang. Siendo espacios conductores es importante que el Chi fluya correctamente por eso si las escaleras de tu casa o negocio son oscuras, estrechas y/o empinadas deberás colocar algún espejo en la pared contraria a la barandilla si la hay, cuidando que no refleje ángulos a agudos. Así convertirás la energía Sha Chi (negativa) provocada por la falta de espacio e iluminación en energía Chi.

espejosDonde es mejor no colocar espejos si puedes evitarlo es en el dormitorio, sobre todo enfrente de la cama, es un lugar muy desaconsejable pues interfieren en el descanso y provocan malestar. Un espejo ante la cama es como si hubiera una corriente de aire constante sobre el lecho y para un buen descanso se necesita una energía ordenada y apacible. Además  al dar sensación de profundidad aleja la estabilidad, propiedad necesaria para el sueño. Si no puedes prescindir de un espejo en la habitación colócalo de manera que la cama no se refleje en él y tápalo por las noches.

Tampoco deben colocarse espejos justo delante de la puerta de entrada de la vivienda o negocio ya que de esa manera el Chi entrante se proyectará fuera de la casa al reflejarse en el espejo. No se puede colocar tampoco al final de una escalera, en la zona superior,  ya que dificulta la permanencia de la energía y crea rebotes desfavorables ni al final de un pasillo largo ya que acelerará el Chi transformándolo en Sha Chi.

Evita colocar espejos frente a la puerta de la cocina o al menos intenta que no se reflejen en ellos los fogones ya que un espejo no debe reflejar al fuego porque duplica su energía yang. Tampoco enfrente de la puerta del baño porque duplicará la fuga de energía propia de estos ambientes.

No coloques nunca espejos enfrentados ni formando ángulos pues se generarán rebotes luminosos que provocarán la difusión de energía negativa. Por la misma razón no puedes dejar que un espejo refleje bordes afilados, vigas o cantos vivos. En los sectores de la casa o el negocio donde no reine la armonía es mejor que no se coloquen espejos, es decir frente a una canasta de ropa sucia, una papelera, cables eléctricos y  tomas de corriente. Tampoco donde se acumulen papeles en desorden como facturas, revistas o diarios atrasados. Cuando una factura impagada se refleja en un espejo se duplica la sensación de deuda y la fuga de dinero.

Como ves, colocar espejos según el arte del feng shui no es costoso ni complicado basta con seguir algunos sencillos consejos.