Colores en el Feng Shui 2ª Parte

colores feng shui

Continuando con la entrada publicada la semana pasada, analizamos aquí el resto de colores básicos según en feng shui, sus propiedades y los lugares más propicios para cada color.

Azul: Este color se relaciona con el elemento agua y con el punto cardinal norte. Es un color frío que  produce sentimientos tranquilos y pacíficos. Es un color que inhibe el apetito, por lo tanto no debe usarse en cocinas y comedores, y además provoca introversión y no debería usarse cuando hay estados de depresión o apatía. Se recomienda usarlo en dormitorios o estudios ya que potencian la estabilidad y la armonía familiar. En edificios profesionales es útil en despachos y salas de espera por su acción relajante.

Blanco: El blanco es una manifestación del elemento metal, y corresponde a los puntos cardinales Oeste y Noroeste. Simboliza la pureza, pero también la frialdad. Purifica, estimula, y unifica. Su utilización en cuartos de baño es ideal. Utilizado al Oeste de nuestra casa, potenciará la creatividad, los nuevos proyectos y las ideas creativas.

Negro: Este color merece un capítulo por sí solo, para empezar ni siquiera es un color ya que el negro es la ausencia total de color. Está relacionado con el elemento agua y su punto cardinal correspondiente es el Norte. El negro debe usarse en pequeños toques y siempre equilibrándolo con colores mas vivos. Simboliza la profundidad y tristeza, también el misterio. Colocado en la zona norte de la vivienda se potenciará la carrera y los logros profesionales.

Amarillo: Se asocia con el elemento tierra y con el tao, el centro energético de la casa. También está asociado con los puntos cardinales suroeste y noreste. Es un color que irradia claridad y alegría. Simboliza la longevidad y la alegría de vivir. Este color sube nuestro optimismo e inteligencia y amplía el espacio. Es adecuado para cocinas y comedores, donde se reúne la familia.

Marrón: Está relacionado con el elemento Tierra y representa la estabilidad. Se puede utilizar en los puntos cardinales Suroeste y Noreste, para potenciar las relaciones. Puede ser adecuado en comedores y salones.colores feng shui

Gris: Está relacionado con el elemento metal y es un color sombrío, triste y serio. Es desaconsejable usarlo en grandes superficies en las viviendas pero es ideal para despachos y oficinas ya que contribuye a crear un ambiente de respeto y seriedad.

Rosa: el rosa relaja mucho y es adecuado en dormitorios y en la habitación de los niños para ayudar a conciliar el sueño, ya que tiene efectos calmantes y relajantes. Representa la ternura, la ingenuidad y bondad. También es el color del amor y romanticismo.

Aunque en las entradas dedicadas a las diferentes partes de la casa analizaremos qué colores son los más apropiados, os dejamos aquí una guía muy general de cómo usar los colores en las diferentes zonas de una vivienda o negocio.

Colores Feng Shui en el hogar

En el dormitorio principal los colores más adecuados, sin perder de vista lo que ya hemos comentado de que depende del resto de características de la habitación, serían los tonos crema o pastel como el rosa pálido o el melocotón. Para los detalles pueden usarse colores neutros y blancos. Se desaconseja el uso de colores fríos como verde oscuro o gris.

En el recibidor cualquier color claro, y alegre sirve ya que invita a entrar en la vivienda con buen ánimo. Un recibidor oscuro y penumbroso produce un Chi decaído al que entra.

En el comedor no son recomendables los colores demasiado brillantes o chillones ya que impiden la relajación y la tranquilidad. Tampoco se aconsejan tonos oscuros y fríos como el azul oscuro o el negro porque darían sensación de tristeza. Los colores más apropiados son los colores crema, beige o amarillos en tonos suaves que darán más luminosidad al lugar aunque una combinación de rosas suaves puede dar también muy buen resultado.

La teoría de los colores feng shui recomienda usar en la cocina tonos basados terrosos como ocres, teja, beiges, etc. evitando colores fríos como el azul o el verde que no estimulan el placer de cocinar. Sin embargo, en una cocina industrial donde se da gran importancia a la higiene y la pulcritud la presencia del elemento metal es más recomendable por lo que se optará por paredes blancas y superficies cromadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing