Feng shui para atraer clientes

atraer clientes

En entradas anteriores ya comenté cómo aplicar el feng shui a los negocios y cómo activar la zona del dinero o área de la prosperidad. Lo que voy a explicar hoy es concretamente qué puedes hacer para atraer clientes a tu empresa con el feng shui. Pero también cómo generar una buena predisposición del equipo humano de trabajo y proteger tu empresa contra la energía hostil de la competencia. No pretendo decirte cómo debes atender a tus clientes ya que eso lo sabes hacer tú mejor que yo. Pero puede que estés perdiendo ingresos por factores externos a ti. Por ejemplo, por una mala ubicación del local o por alguna “flecha venenosa”. En estos casos, aplicar la sabiduría feng shui a tu negocio puede ayudarte a prosperar.

Como ya sabes, según el Feng Shui el entorno afecta no sólo a tu nivel de confort material, sino también a tu salud física y mental, tus relaciones, y tu éxito en la vida. Por ello es importante aplicarlo a tu negocio si quieres atraer clientes y prosperar. Necesitas un local en el que los clientes se sientan inspirados a comprar y el personal pueda ofrecer un alto nivel de servicio. El feng shui conseguirá mejorar el flujo de la energía positiva lo que aumentará las ventas.

Está claro que el feng shui no es milagroso, si quieres atraer clientes tendrás que poner de tu parte. Empezando por tratar bien, con energía positiva y relajadamente a todo tu público: trabajadores y sus familiares, proveedores, colaboradores, personal de limpieza, y claro está clientes. Donde el feng shui más puede ayudarte a atraer clientes es en la corrección de la circulación del Qi lo que será determinante para atraer y retener a los clientes y para generar una buena predisposición de los empleados.

¿Dónde está tu negocio?

El primer factor que debes considerar cuando te plantees aumentar tus ventas es el lugar donde está tu empresa. El entorno donde se ubica tu negocio puede estar afectándolo negativamente. Por ejemplo si tu empresa está en una calle con una circulación rápida, como en una avenida en una gran ciudad,  ésta puede llevarse la energía positiva impidiendo que entre en tu local. Esta situación debilita el Chi del comercio y hace que pase desapercibido y no convoque ni la mirada de la clientela.

En el caso de que la entrada de tu negocio esté expuesta al aliento maléfico provocado por edificios cercanos que desprenden energía negativa (una cárcel, un cementerio, un hospital…) deberás usar el feng shui para atraer clientes y neutralizar toda la energía negativa del ambiente exterior. También si el acceso a tu negocio está bajo la influencia negatraer clientesativa de flechas envenenadas (aristas afiladas, edificios angulosos o en punta, antenas, etc.)

Puede que cambiar de lugar tu negocio no te sea posible así que lo que puedes hacer es recurrir a estrategias de iluminación, colores y algunas protecciones que filtren el ingreso del Sha Qi y equilibren el flujo del Qi. Además el nombre de tu empresa debe verse claramente, los escaparates tendrán que estar bien iluminados y los colores deberán ser los apropiados. La puerta también deberá tener una numeración perceptible y limpia. Se puede colgar en ella una campanilla carrillón que emita un sonido suave y alegre al abrir.

Una entrada preparada para atraer clientes

Como ya he comentado, para que la llegada de clientes te sea favorable es importante que el acceso a tu negocio esté limpio y ordenado. Debes procurar no bloquear la energía que entra por la puerta principal. Para ello es importante que al abrir la puerta se encuentre, a continuación, un espacio vacío y despejado, libre de obstáculos que puedan bloquear el Chi. Así los clientes se sentirán más cómodos al no enfrentarse inmediatamente con los artículos a la venta. La puerta de entrada debe ser grande y, si puede ser, que se abra hacia adentro. Aunque la puerta debe ser grande, no debe estar desproporcionada con el resto del negocio.

Si tu empresa está en una nave industrial y la puerta es muy pequeña, el Chi no podrá entrar fluidamente. Lo mismo pasaría si fuera al contrario. Si el establecimiento es pequeño con una puerta muy ancha o muy alta la fortuna y la prosperidad se escaparán. Para contrarrestar ese inconveniente puedes colocar en la entrada perros Fu llamados también perros celestiales o perros de la felicidad. Pese a su nombre los perros Fu son leones que simbolizan protección. En los espacios que protegen sólo pueden entrar buenas intenciones y energía positiva. Deben usarse siempre en parejas: macho y hembra. Tienes que colocarlos dentro de tu negocio pero mirando hacia afuera. El macho a la izquierda y la hembra a la derecha.

atraer clientesEl interior del local

Si dentro del local la energía fluye de manera positiva generará buen ánimo y ganas de trabajar y comprar. Para ello aplica los siguientes consejos.

El centro físico de tu empresa suele coincidir con el centro vital del negocio. Para localizarlo, recurre al plano del establecimiento y ubica las direcciones cardinales y el centro. Esta zona nunca debe quedar vacía o bloqueada. Coloca allí una planta,  si puedes una planta del dinero, una ramita de albahaca o una planta del dólar. Las plantas tienen una gran capacidad energética para atraer capitales. Coloca también una mesa o asiento circulares, que generen un punto de descanso.

El equipo de trabajadores deben estar mirando hacia la puerta. Usa mostradores con muebles sin ángulos. Los mostradores en U crean un  buen recibimiento al visitante. Cuando ingresa un cliente al local es necesario llamar su atención. Para ello crea puntos focales fuertes, y vías claras y fluidas para que los clientes puedan explorar la tienda sin ningún obstáculo.

Todos los muebles deben tener bordes redondeados, formas circulares y simétricas. Su colocación debe generar puntos de atención y también de pausa, lugares de prueba, y otros para finalizar la compra y la venta.

Nunca debe faltar el elemento agua, colócala al norte o al sudeste. Un recipiente decorado o una pecera pueden ser buenas alternativas. Incluso una fuente cerca de la entrada ya que el agua en movimiento atrae la buena fortuna. Los colores símbolos del dinero no pueden faltar. Estos, generalmente, son el verde, el dorado, el azul, el plateado o el púrpura, entre otros.

La luz atrae la buena energía, así que debe ser equilibrada y justa en cada puesto de trabajo. No dejes puntos oscuros ni puntos demasiado iluminados. Y, si puedes, combina la luz natural y la artificial.

No te olvides de lo que no se ve

Un gran fallo es desatender los ámbitos que no quedan a la vista del cliente. Aunque no se vean, desde allí la energía prosigue fluyendo lo que influye en las finanzas y buen funcionamiento del negocio. Los almacenes han de estar ordenados, bien iluminados y sin obstáculos para favorecer la libre circulación del Chi. No hay que amontonar cosas inútiles, máquinas estropeadas, etcétera.

Si el almacén está en un sótano, puedes poner un espejo grande, plantas (pueden ser artificiales en buen estado que parezcan frescas) y una lámpara de sal a fin de que la energía fluya de forma positiva. Hay que tener control sobre la humedad, la suciedad y los olores desapacibles. Exactamente el mismo cuidado va a haber que poner en baños y cocinas, si los hay.

En la oficina o lugar donde se controlan las financias de la empresa debe tener un lugar específico para los archivos de clientes. Coloca en carpetas rojas la información sobre los mismos, para dinamizar la relación y hacer que el cliente siempre retorne.