Iluminación y Feng Shui

Iluminación

El Feng Shui concede una gran importancia a la iluminación del hogar ya que la luz puede convertir un espacio anodino en un ambiente armonioso que atraiga el bienestar y la prosperidad. Está científicamente comprobado que la luz de un lugar influye directamente en los estados de ánimo de las personas que lo habitan. Si la iluminación es excesiva puede acelerar el ritmo diario de los residentes hasta el nerviosismo y si es escasa puede tener una nefasta influencia en los estados de ánimo y provocar crisis depresivas o tristezas repentinas.

Uno de los cinco elementos del Feng Shui es el fuego que se corresponde con el sol. Este elemento transmite calor, energía, armonía y equilibrio, y eso es justo lo que debe buscarse en la iluminación de un espacio, un equilibrio que proporcione claridad y calidez. Pero equilibrio no significa mucha luz, se trata más bien de compaginar las zonas yang o claras con las yin u oscuras para conseguir una buena circulación del Chi.

No todos los ambientes de una casa precisan la misma iluminación, en lugares como la cocina y comedor es mejor que haya una luz yang. En dormitorios o zona de estar la luz tiene que ser más suave, más yin. Así, en  la habitación de matrimonio se debe optar por una luz más íntima, mientras que en el comedor y en la cocina debe predominar la iluminación diáfana. En baños y pasillos será mejor una iluminación de intensidad media. Para conseguir una luz suave puedes usar luz indirecta o si tienes una lámpara de techo que ilumina toda la habitación, puedes instalarle un regulador de intensidad para poder iluminar a tu antojo el espacio.

Consejos Feng Shui de iluminación

Según el Feng Shui, la luz más adecuada para cualquier espacio, sea vivienda o local profesional, es la luz natural. Debes aprovecharla todo lo que puedas, complementándola con colores claros en paredes y muebles para intensificarla, o con colores oscuros y, persianas o cortinas para atenuarla. Como ya he dicho, lo que hay que buscar es el equilibro evitando un exceso de iluminación que podría ser perjudicial como la carencia de luz y sol.iluminación

Para corregir el exceso de luz en una estancia puedes usar persianas, toldos, cortinas o un biombo ya que estos elementos filtrarán los rayos solares para lograr un entorno armónico y beneficioso para sus ocupantes. La carencia de luz y sol también debe corregirse y para ello deben usarse sistemas de iluminación artificial.

Si el espacio que hay que iluminar es pequeño como un pasillo o un recibidor debe usarse una luz puntual de una lámpara que puede ser de pie, de mesa o de techo.

Para espacios más grandes y más transitados es mejor usar una iluminación general. Por cuestiones de estética y de circulación de las energías, el Feng Shui recomienda usar luces empotradas. Recuerda que la luz intensa en un ambiente genera energía Chi, es decir, gran vitalidad, por la que no es recomendada para espacios de descanso y de meditación. Estas luces provocan que el Chi fluya en dirección ascendente y deben utilizarse en habitaciones yang como el comedor, aunque no debes sentarte debajo justo de ellas. No las uses en estancias yin como el dormitorio.

Para evitar zonas de oscuridad que no puedan ser cubiertas por las luces empotradas lo más recomendable es la utilización de lámparas de pie y por puntos de luz decorativos que resalten algún aspecto de la decoración.

iluminaciónUna zona que tal vez sea un poco complicada de iluminar es el baño. Parece que no debe cuidarse tanto la luz de estas estancias pero no es así. Elegir bien la iluminación puede determinar cuánto disfrutas de tu intimidad en tu visita al baño. Utiliza una iluminación cálida para crear un ambiente de relajación, calidez y elegancia. En ningún caso uses luz fría o azulada porque crearía un ambiente desapacible que podría provocar sensaciones encontradas en los usuarios.

Una cuestión que suele plantearse al pensar en la iluminación de una estancia es el coste que va a tener. Y pensando en ello se suelen emplear luces más económicas como los fluorescentes. Pero según el Feng Shui la iluminación con fluorescentes debilitan el chi del lugar lo que puede llegar a afectar al sistema nervioso de los habitantes por lo que es un tipo de iluminación totalmente desaconsejable en hogares y, sobre todo, en oficinas y demás negocios.

Una solución beneficiosa sería utilizar luces halógenas o de leds que son bastante económicas ya que su consumo es muy bajo. La mayoría de bombillas de bajo consumo que se encuentran actualmente en el mercado  son de esos tipos y, te permiten, a la vez que ahorras, crear el ambiente más propicio para cada estancia de tu hogar o negocio. Además, al contrario que los fluorescentes, emiten todo el espectro de luz y no sólo luz blanca con lo que puedes conseguir un espacio acogedor a bajo precio.

Y finalmente, recuerda que uno de los generadores más potentes de chi negativo (sha chi) son las bombillas fundidas, por ello debes cambiarlas de inmediato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing