Limpieza enérgetica Feng Shui

Limpieza energética

Además de procurar que reinen en tu casa la prosperidad y la abundancia, el feng shui también puede ayudarte cuando la energía negativa se instala en tu hogar o en tu trabajo. Aunque apliques los principios del feng shui puede que, debido a diferentes factores, no puedas mantener una buena circulación del Chi en tu casa. Para esas ocasiones el feng shui te ofrece herramientas para llevar a cabo una buena limpieza energética. 

Es relativamente fácil saber si tu hogar necesita una limpieza energética porque está dominada por la energía negativa o Sha qi. Si las emociones y los recuerdos negativos te invaden a menudo o te sientes de mal humor, con falta de ánimo y muy beligerante es porque la energía negativa está ganando terreno a la positiva a tu alrededor. La energía del entorno en que te mueves actúa y reacciona contigo y con los que comparten tu espacio. Por eso al transmutar la energía de tu espacio vital en energía positiva, alivias muchos de tus males y aligeras la carga que no te deja ser feliz.

Existen también signos físicos que sugieren que el Sha qi se ha instalado en tu ambiente.  Por ejemplo, puede haber humedad en las paredes, tus plantas se mueren aunque las cuides bien, los aparatos electrónicos se estropean con mucha facilidad, etc.  Si te pasa más de una de estas cosas está claro que tu hogar necesita de una buena limpieza energética.

Existen varias consideraciones a tener en cuenta antes de empezar con la limpieza energética. Tranquilo, vas a tardar más en leerlo que en llevarlo a cabo, pues las curas feng shui siempre son muy fáciles de aplicar.

Antes de empezar con la limpieza energética deberás realizar una limpieza material de toda la casa. Ya sabes que según el feng shui orden y limpieza son los elementos clave para gozar de un ambiente próspero y feliz. La suciedad, el desorden y el polvo atraen la energía negativa. Si quieres, mientras limpias la casa, puedes poner música un poco alta ya que la música representa la energía del trueno que se relaciona con el movimiento y los nuevos comienzos. También, puedes acompañar la limpieza energética con oraciones, mantras o afirmaciones.

Tanto la limpieza energética como la material deben realizarse empezando por el punto más alejado de la puerta principal. Quítate cualquier objeto de metal, anillos, cadenas, etc. Usa ropa de color claro que limpiarás a fondo después de terminar con la limpieza.Limpieza energética

Escoge el momento perfecto

Cuando vayas a emprender la limpieza, intenta que no hay demasiada gente en casa. Escoge un momento en el que sepas que no te va a interrumpir nadie, asegúrate de que no tendrás visitas imprevistas y desconecta el teléfono. Tendrás que estar tranquilo y relajado. No lo tomes como una tarea de limpieza más. Debe ser un momento de conexión especial con tu entorno.

Cuando empieces la limpieza energética debes recordar el propósito que persigues, la intención y la motivación que hay detrás de tus actos. Es decir debes centrarte en que lo que quieres es deshacerte de la energía negativa del entorno y atraer un flujo equilibrado del Chi a tu hogar.

Cómo realizar una limpieza energética

Puedes usar diferentes métodos para limpiar tu casa o negocio. Lo más utilizado son los sahumerios de incienso pero algunos expertos prefieren quemar un poco de romero seco o salvia mezclado con un puñado de sal y unas gotas de alcohol de romero. Esta mezcla produce mucho humo por lo que es muy purificadora. Ten cuidado con la cantidad de alcohol para no quemarte. Hay quien se decanta por añadir al incienso unas gotas de esencia de sándalo, mirra o romero.

Cuando hayas encendido el incienso o la mezcla de romero, sal y alcohol, llévala a la estancia más alejada de la puerta de entrada. Desde donde esté situada la ventana muévete en el sentido de las agujas del reloj rodeando la habitación y moviendo hacia arriba y hacia abajo el sahumerio como si pintaras las paredes. Presta especial atención a las esquinas. Repite el proceso en todas las habitaciones, siguiendo el orden desde la más alejada de la puerta de la entrada hasta el recibidor. Si no hay ventana en la estancia, empieza desde la puerta y  muévete hacia el exterior.

Limpieza energéticaCuando hayas recorrido toda la casa, abre puertas y ventanas. La limpieza energética no habrá terminado hasta que el lugar esté bien ventilado, por lo que debes dejar puertas y ventanas abiertas un periodo de tiempo razonable para que todo se haya aireado. Mientras se ventila es mejor que te quedes fuera de la casa. Si puedes haz tu limpieza energética cuando el sol dé en tus ventanas así aprovecharás su energía junto con el aire. A primera hora del día siguiente es recomendable realizar de nuevo esta ventilación, para captar más aire limpio de la mañana.

Para terminar la limpieza

Cuando hayas terminado de ventilar la vivienda, dúchate con agua templada para eliminar cualquier resto de energía negativa que quede en tu cuerpo. Por último, para traer más energía positiva a tu hogar, es recomendable organizar una fiesta para llenar la casa de alegría. Puedes organizar una comida o cena y rodearte de tus seres queridos para que aporten a tu hogar frescura y vitalidad.

Como ves realizar una limpieza energética en tu casa con feng shui es muy sencillo pero también muy efectivo. Compruébalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing