Colores en el Feng Shui 1ª Parte

colores en el feng shui

Todo lo que nos rodea está provisto de color y ese color provoca en nosotros emociones que influyen en nuestro ánimo y en la armonía de nuestro Chi. Siendo sinceros, hay que decir que nuestro mundo no es del color que nos parece, lo que vemos es el reflejo de la luz sobre los objetos en los que incide. Sea como sea el color influye de modo sutil en nuestros estados de ánimo, ya que son vibraciones que afectan a nivel emocional.

Es por esa razón por la que el Feng Shui estudia la manera de crear espacios armónicos que propicien la libre circulación de Chi utilizando para ello los colores.

Los colores en el feng shui se utilizan para equilibrar el Chi, para ampliar espacios pequeños, o para reducir grandes áreas. La mala utilización del color, dentro de un espacio, puede dañar la calidad energética del mismo, y crear un mal Feng Shui que afectara las personas que habitan ese lugar. Tanto la calidad de los tonos como la cantidad de espacio que se usa para un color puede determinar si el elemento está o no equilibrado. Por ejemplo unos detalles rojos en un espacio fomentan la actividad y la alegría, si se aplica en exceso puede atraer un desbordamiento de actividad que desemboque en estrés o ansiedad.

Por eso cuando se usan los colores en el Feng Shui no basta con decidir qué color aplicar, hay que tener en cuenta la riqueza de tonos y matices de cada color. Pero antes de pintar conviene realizar un buen análisis del espacio en conjunto, ya que no sólo depende del color que sea conveniente pintar según el Feng Shui si no que hay que tener en cuenta el resto de características de la habitación. Por ejemplo, siguiendo el método que asigna los colores en el Feng Shui según la teoría de los 5 elementos y su relación con las direcciones cardinales, en una casa con el comedor en la parte norte, que es la simbolizada por el elemento agua, habría que pintar esta habitación azul y negro. Si el comedor no tiene demasiadas ventanas y hay poca luz natural seria un tremendo error seguir las recomendaciones que dictan la asociación anterior ya que acabaría convirtiendo el salón en algo frío y sin movimiento.

Los colores en el feng shui se clasifican en colores yin y colores yang ya que cada color desprende energía masculina o femenina que puede ser calmante o energizante, activo o pasivo.

Son Yin los colores suaves que transmiten sensación de paz y tranquilidad, como el azul y el verde pálido, los colores crema y beige claro, marrones, negros y grises. No es aconsejable abusar de los colores yin ya que su utilización en un espacio pueden afectar a la persona produciendo tristeza y abatimiento, introspección y tendencia al aislamiento.colores en el feng shui

Se consideran colores Yang los que estimulan y apasionan como el rojo o el naranja. Si se abusa de estos colores en un local se puede provocar agresividad, emociones desbordadas y nerviosismo en las personas que allí habitan.

Las diferentes zonas de la casa necesitan distintos colores, así en el dormitorio o el estudio el feng shui aconseja utilizar tonos pálidos de verde o azul para ayudar al descanso y la relajación. Para equilibrar los efectos de esos colores deben colocarse pequeños toques de colores yang consiguiendo así espacios armónicos.

Al igual que los materiales, los colores en el Feng Shui se asocian a cada uno de los Cinco Elementos dependiendo de sus propiedades y de las vibraciones que desprenden.

Corresponden al elemento fuego los colores cálidos como el rojo, anaranjado y el rosado. Se relacionan con el elemento tierra, los tonos tierra, los beige y los amarillos. Pertenecen al elemento metal los dorados, plateados, blancos y grises. Los colores negro, azul y turquesa corresponden al elemento agua y el verde es el principal color del elemento madera.

Los Cinco Elementos se relacionan entre sí a través de ciclos, el ciclo constructivo es el formado por Madera-Fuego-Tierra-Metal-Agua-Madera. A la hora de pintar una vivienda o local hay que tener en cuenta series de tres elementos o cuatro elementos tomados de ese ciclo, empezando por el elemento que se desee, de esa manera los colores proporcionarán equilibrio y armonía al espacio. Por ejemplo, puedes usar la secuencia Tierra-Metal-Agua que traducida en colores corresponde a una combinación de tostados, blancos y negro, o bien la combinación rojos-tostados-blancos, que representa la secuencia Fuego-Tierra- Metal.

El ciclo destructivo de los Cinco Elementos también se puede usar porque a pesar de su nombre no es mala, sino que es una forma alternativa de lograr el equilibrio. La secuencia es: Madera-Tierra-Agua-Fuego-Metal-Madera. De nuevo, puedes comenzar por cualquier elemento y elegir combinaciones de tres, cuatro o cinco elementos en secuencia. Por ejemplo, puedes usar verdes-tostados y negro (Madera-Tierra-Agua) o bien ocre-azul-rosa (Tierra-Agua-Fuego). Cualquier combinación de tres elementos en secuencia funcionará bien.

Colores en el feng shuiSignificado de los colores en el Feng Shui

Pese a que ya hemos comentado que lo importante en el Feng Shui no es sólo el color que se usa si no el tono y matiz que se escoge, os dejamos aquí un análisis de los significados de los colores básicos según la filosofía del feng shui.

Rojo: Este color corresponde al elemento fuego y al punto cardinal sur y por eso puede elevar el ritmo cardíaco y estimular el Chi personal. Es ideal para pintar zonas que deban despertar el dinamismo de los ocupantes y evitar la depresión y la apatía. No es aconsejable pintar grandes zonas con este color, es mejor usarlo es pequeñas cantidades, así se evita que pueda producir nerviosismo o ansiedad. Por ello, no pintaremos paredes de color rojo si no que escogeremos otro color para esa gran superficie y el color rojo lo reservaremos para cojines, telas y otros elementos Su uso en salones y comedores, en su punto cardinal correspondiente, estimularán la fama y reconocimiento a nuestros logros y a nuestro trabajo. Además tiene la propiedad de estimular el apetito.

Verde: Este color se relaciona con el elemento madera y con los puntos cardinales este y sureste. Representa la primavera y como tal simboliza el crecimiento y la expansión. El feng shui recomienda utilizar este color en los dormitorios de los niños ya que estimula el crecimiento tranquiliza los nervios y trae paz y armonía. También es bueno usarlo en estudios por ser un color yin. Usado en las zonas este y sureste de la casa estimulará la riqueza, prosperidad y la salud.

Próximamente analizaremos las características del resto de los colores en el Feng Shui. Os esperamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing