Medicina Ayurvédica

Medicina Ayurvédica

Junto con la medicina tradicional China, la medicina ayurvédica es uno de los sistemas médicos vigentes más antiguos del mundo. El ayurveda, que literalmente significa ciencia de la vida, combina terapias naturales con un tratamiento personalizado de las enfermedades. Así para diagnosticar una enfermedad, estudia tratando los factores que las causan y no solo los síntomas. Por su metodología esta medicina se engloba en lo que se conoce como medicina holística.

El principal objetivo de la medicina ayurvédica es el logro del equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu del paciente de modo que pueda restablecerse la armonía natural del individuo que es la condición indispensable para que un enfermo sane.

Pese a que la Organización Mundial de la Salud la haya calificado como un sistema médico tradicional la medicina ayurvédica es una ciencia viva que por su metodología puede combinarse con la medicina moderna ya que acepta y promueve la observación y la investigación científica, lo que ha permitido corroborar muchos de sus postulados y recomendaciones.

La medicina ayurvédica se basa, como ya he comentado, en el restablecimiento de los tres Doshas, que es como se conocen las tres bioenergías que forman al hombre: cuerpo, mente y emociones (Vata, Pitta y Kapha). Para ello utiliza una combinación de hierbas, masaje con aceites vegetales y esenciales; baños y limpiezas de diversa índole combinadas con meditación, yoga, ejercicios repiratorios, mantras, etc.

La clave para comprender la medicina ayurvédica es entender que cada uno de nosotros nace con una constitución única y determinada por los tres Doshas, para entendernos, cada persona tiene una combinación única de energía corporal, mental y emocional que cuando se desequilibra provoca enfermedades. Por ello cada paciente debe ser estudiado individualmente para conocer su tipología cuerpo-mente. Así las personas se clasifican según el dosha que prevalezca en su tipología, existen, por tanto personas que responderán a un tipo Vatta, otros a un tipo Pitta y otros a un tipo Kapha.Medicina Ayurvédica

Una vez se ha podido determinar la tipología del paciente, el médico podrá entender por qué el paciente desarrolló tal o cual enfermedad, prescribirle recomendaciones individuales en relación a su alimentación, rutinas, fitofármacos ayurvédicos, programas de ejercicios, etc. y predecir los problemas de salud que podría desarrollar en un futuro, pudiéndole facilitar un programa preventivo y personalizado de salud.

Después de diagnosticar y conocer las necesidades individuales de salud del paciente, el médico tratará la enfermedad a través de la depuración y desintoxicación, la paliación, el rejuvenecimiento (rasayana), y la higiene mental. Es decir, el tratamiento comenzará con una desintoxicación del cuerpo. Para ello, es necesario ayunar o adoptar una alimentación muy ligera. Después, formula una prescripción que abarca los aspectos principales de la vida de una persona diseñando, en primer lugar, un programa individualizado de alimentación con los alimentos más adecuados para su constitución y suplementos específicos para fortalecer los procesos metabólicos y digestivos.

También le proveerá de un planning de rutinas diarias y estacionales con las que el paciente podrá aprender a armonizar sus ritmos biológicos individuales con los ritmos encontrados en la naturaleza, y conocer cuáles son los momentos del día más apropiados para alimentarse y qué cantidad de alimento tomar en dichos tiempos.

Todo ello deberá combinarlo con técnicas mentales, ejercicios de respiración y yoga. El médico le recomendará las mejores técnicas para librarse del estrés y la tensión, mejorar la claridad mental y aumentar la vitalidad, logrando así un estado más pleno de felicidad y bienestar.

medicina ayurvédicaEl tratamiento de la medicina ayurvédica

El método de desintoxicación en medicina ayurvédica recibe el nombre de Shodan y consiste en eliminar las toxinas que hay en el estómago, el sino nasal, el intestino, la piel etc. Para realizar dicha depuración, el médico ayurvédico aplica un masaje con un aceite herbal en forma líquida para que pueda ser bien absorbido a través la piel. Una vez ha penetrado en el sistema, el aceite recoge las toxinas del organismo. Para ayudar a la eliminación se recomienda un baño de vapor con hierbas desintoxicantes.

El siguiente paso del tratamiento es el Shaman que se traduce como paliación. Esta parte se centra en la dimensión espiritual y utiliza una combinación de hierbas ayurvédicas, ayuno, estiramientos, ejercicios de respiración, meditación y baños de sol por un tiempo limitado. Estas técnicas son útiles para personas con  sistemas inmunes disfuncionales, o para las que están demasiado enfermas o emocionalmente débiles.

Después del régimen de depuración, se inicia un programa de tonificación llamado rasayana. Se utiliza para restablecer la vitalidad del sistema para ello se utilizan hierbas especiales preparadas como píldoras, polvos o pomadas y preparaciones minerales específicas a la condición y al dosha de una persona.

Por último el tratamiento ayurvédico se completa con el satvajaya que se traduce como higiene mental y curativo-espiritual. Las técnicas de Satvajaya nos libran de emociones negativas de modelos del pensamiento, y prejuicios que pueden ser así pesados condicionantes de nuestra vida. Este método mejora el estado mental y espiritual del paciente desbloqueando la tensión psicológica, y mediante el abandono de creencias inconscientes negativas. Para ello se utilizan diferentes terapias como la terapia del mantra, terapias del sonido o la técnica del yantra que utiliza figuras geométricas para llevar la mente fuera de rutinas del pensamiento. También el médico puede prescribir la técnica del tantra, para aprender a dirigir energías a través el cuerpo; meditación, para alterar estados del conocimiento; y otros tratamientos con gemas, metales y cristales.