La Moxibustión

moxibustión

Como ya comenté en anteriores entradas la Medicina China Tradicional es uno de los sistemas de salud más equilibrados y naturales que existen, se engloba dentro de los sistemas de medicina holística y utiliza multitud de terapias y técnicas avaladas por su utilización con éxito durante siglos. De esas técnicas una de las menos conocidas en Occidente pese a que es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad es la moxibustión.

La moxibustión se utiliza para tratar enfermedades provocadas por el viento, el frío y la humedad como resfriados, reuma o artrosis, así como en el vértigo, la anemia, la amenorrea, la diarrea o la debilidad. Es muy eficaz para combatir la mala posición fetal, esta dolencia se presenta en las últimas tres semanas de embarazo y se produce cuando el feto se acomoda en una postura muy dolorosa para la gestante.

Esta terapia consiste en aplicar calor a ciertos puntos del cuerpo, suelen ser los mismos que los puntos de acupuntura, para curar enfermedades pero también para equilibrar las funciones fisiológicas del cuerpo. El calor usado es el que se obtiene al quemar la raíz prensada de una planta llamada Artemisa La artemisa es rica en vitaminas A, B, C y D, taninos, potasio, hierro y magnesio. Además, tiene propiedades digestivas, antiinflamatorias y anestésicas. A la raíz de la artemisa prensada se le suele dar forma de puro o forma cónica, este puro o cono es el que recibe el nombre de moxa y de ahí el nombre de esta técnica de sanación: moxibustión.

La moxibustión calienta los meridianos del organismo y dispersa el frío y la humedad. Favorece y regula el flujo de la circulación de la sangre y de la energía, además de recuperar el Yang. Por todo ello, es eficaz para mejorar el sistema inmunitario, funciona como analgésico y antiinflamatorio en dolores reumáticos, regula el metabolismo y el aparato digestivo.

La moxibustión se basa en la “Teoría de los Canales” que defiende que el cuerpo está recorrido por un sistema de redes por los que fluye la sangre y la energía y que intercomoxibustiónmunican todas las partes del organismo. Cuando una parte del cuerpo pierde su equilibrio debido a cualquier trastorno físico o emocional, todo el cuerpo se desequilibra y se producen las enfermedades. La moxibustión consigue reequilibrar el organismo a través de la aplicación de las moxas.

Pese a que los puntos de acupuntura y de moxibustión sean los mismos, estas terap
ias no se sustituyen la una a la otra si no que se complementan sobre todo en los casos en que el Qi (energía) o el Xue (sangre) se hayan acumulado o estancado y no circulen adecuadamente, en especial en las enfermedades crónicas.

Aplicación de la moxibustión

Será decisión del terapeuta usar sólo moxibustión o combinarla con acupuntura, masaje Tui Na, ventosas, fitoterapia o Gua Sha. Una sesión de moxibustión puede durar de 5 a 20 minutos y dependiendo del tipo de moxa aplicada, puede aplicarse manualmente  en puntos concretos del cuerpo o usando cajas o conos de moxa que pueden abarcar varias zonas corporales y con los que el paciente nota el calor de las moxas encendidas hasta que se consumen.

moxibustiónAsí, esta terapia de Medicina Tradicional China puede aplicarse de forma directa o bien indirectamente. La moxibustión directa consiste en colocar un pequeño cono de moxa en un punto de acupuntura y encenderlo. El paciente puede notar cierto dolor en ese punto y puede quedarle una pequeña señal. La indirecta, que es la más utilizada, consiste en encender un puro de moxa y aproximarlo a la piel de la zona a tratar, a una distancia de unos 3 centímetros aproximadamente, durante 3 a 5 minutos. Así esa zona se calienta suavemente para que el calor penetre en profundidad antes de que el paciente sienta el dolor de quemazón.

Pese a que la moxibustión es una terapia natural tiene algunas contraindicaciones que hay que tener en cuenta. Esta técnica de sanación no puede usarse en enfermedades que produzcan calor como por ejemplo cuando hay fiebre o una gran inflamación. No debe tampoco aplicarse en la cara ni en los puntos del organismo donde se encuentran los grandes vasos sanguíneos.

Como ves la moxibustión es una técnica sin efectos secundarios pero con muchos beneficios, eso sí, antes de utilizarla no olvides consultar con un especialista, no la utilices por tu cuenta sin supervisión por parte de un médico experto en Medicina Tradicional China y recuerda que ninguna terapia natural sustituye al tratamiento que te haya prescrito un doctor si no que sólo lo complementa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing