Oráculo de Belline. Una nueva visión del tarot

Oráculo de Belline

Una de las barajas menos conocidas por el gran público pero muy apreciada por videntes y tarotistas es la llamada Oráculo de Belline. Como su nombre indica esta baraja es más un oráculo que un tarot como tal, aunque la diferencia entre una tirada de tarot y un oráculo es mínima. El oráculo es una herramienta adivinatoria muy útil, es complementario a la astrología y suele ser bastante útil en sus respuestas.

Las 53 cartas que forman el Oráculo de Belline son una síntesis del tarot y la astrología. Como ya comenté en otra entrada, tarot y astrología tienen muchos puntos en común aunque también muchas diferencias. Esta baraja es una muestra de lo que pueden tener en común. Sus cartas muy fáciles de interpretar para el vidente o el tarotista pues resulta bastante fácil conectar con ellas a nivel subconsciente. Cada carta del Oráculo de Belline expresa una idea, un sentimiento, una dirección a seguir y un conflicto que debe ser evitado. Además ayuda a saber si los acontecimientos futuros serán felices o no.

Las cartas de este oráculo no se destacan por su belleza o por sus detalles. Al contrario, son muy sencillas pero representan muy bien su significado concreto. Además, es muy intuitivo por lo que todo el mundo puede utilizarlo para conocer su destino. El Oráculo de Belline se presta a todo tipo de métodos de tirada, sólo hay que escoger el que se adapte mejor a la pregunta que se quiera formular. Sus cartas cubren los aspectos más diversos de la vida cotidiana, lo que permite crearse una imagen completa del caso que se está analizando y realizar una interpretación concreta y exacta.

La historia del Oráculo de Belline es bastante original. Fue elaborado y utilizado por un famoso vidente llamado Edmond que trabajaba en Francia en los años 40 del siglo XIX. Tras la muerte de Edmond esta baraja cayó en el olvido hasta que, 100 años después, una asesora del vidente Belline la encontró en un desván durante una mudanza. Las cartas interesaron mucho a Belline que estaba presente cuando se descubrió el oráculo. Tanto que acabó desarrollando un método de lectura para facilitar la interpretación de las láminas.

Normas para usar el Oráculo de Belline

El oráculo de Belline se usa prácticamente igual que una baraja normal, sólo debes tener en cuenta que estas cartas sólo se leen al derecho. Si aparece alguna del revés, simplemente hay que darle la vuelta. Cuando vayas a cortar la baraja acuérdate siempre de hacerlo con la mano izquierda.Oráculo de Belline

Si estás nervioso, deprimido o ansioso será mejor que no uses el Oráculo porque no te dará las respuestas que buscas. Para leer este tarot debes estar tranquilo y centrado, en un lugar en calma y donde no te interrumpan.

El estudio de las cartas y la práctica son fundamentales para entender el mensaje de las láminas y sus asociaciones a los distintos planetas. Puedes practicar contigo mismo antes de realizar tiradas para otras personas. Así podrás hacer lecturas más concretas y acertadas. Cuando hagas la tirada para otra persona debes estar seguro de que esa persona es clara contigo. Si te oculta información es posible que la tirada no dé el resultado esperado. La lectura del Oráculo de Belline también puede hacerse a distancia si tienes el nombre completo y la fecha de nacimiento de la persona que quiere consultar.

Composición del Oráculo de Belline

Como ya he comentado, la baraja del Oráculo de Belline consta de 53 cartas divididas en 7 grupos de 7 cartas relacionadas con los astros. Quedan sueltas 4 cartas que reciben el nombre de cartas primeras. Son El Destino, llamada también La Llave. El Hombre, que simboliza al consultante masculino y La Mujer que simboliza al consultante femenino.

La última carta que queda es la carta Azul. Esta carta es una especie de talismán ya que es una carta de protección. Esta carta no lleva número ni inscripción. Es una carta muy positiva, refleja todas las potencialidades del consultante. Cuando aparece indica que no hay nada escrito, que el consultante tiene abiertas todas las posibilidades. Así podrá modificar su destino y caminar hacia donde quiera.

Como las cartas del Oráculo de Belline sólo pueden leerse del derecho, algunas de ellas tienen significado positivo y otras negativo. Así Felicidad, Fama, Sabiduría, Belleza, Amor, Elevación, Éxito y Apoyo están entre las positivas y Accidente, Retraso, Ruina, Fatalidad, Esterilidad, Infortunio, Enemigos y Maldad, entre las negativas.

Oráculo de Belline
Significados de las cartas principales

Me gustaría comentar las 53 cartas de este oráculo pues es muy interesante pero no dispongo del tiempo y el espacio que necesitaría para hacerlo. Por ello, te comento los significados de las cartas más destacadas. De todas maneras, la imagen de cada carta y su nombre suelen hacer referencia a su significado por lo que son muy fáciles de interpretar.

La carta primera llamada La Llave o El Destino es una carta que hace referencia al destino y la suerte. Es una carta que muestra al consultante que es el dueño de su destino. Él mismo debe decidir qué camino tomar.  Por su parte la carta de La Natividad representa el nacimiento, el comienzo de un nuevo proyecto. También nuevas oportunidades y encuentros. Indica una mejoría en todas las áreas de la vida. Es una carta muy positiva.

La carta de El Éxito es muy positiva, sobre todo si aparece al final de una tirada ya que significa que el éxito está asegurado. Representa la victoria y la recompensa. La Elevación hace referencia al intelecto y al progreso en las situaciones. Demuestra la fuerza interior del consultante, su seguridad y calma ante situaciones difíciles

Cartas relacionadas con los astros

Como ya he comentado, el Oráculo de Belline guarda una estrecha relación con la astrología y prueba de ello es el grupo de cartas que representa diferentes planetas, el sol y la luna. Algunas de estas cartas tienen significados positivos, otras negativos.

Así la carta de El Sol es una carta positiva que indica éxito y crecimiento. El consultante progresará en su camino. Habla de amigos que son buenos consejeros, de buena salud y de crecimiento personal. Por el contrario La Luna es una carta negativa ya que simboliza la decepción y la traición. Señala también la pasividad, la enfermedad del consultante.

La carta de Mercurio tiene un significado positivo ya que indica aumento de los ingresos. Pero también tiene un significado negativo ya que indica que se ha perdido algo muy importante que marcará la vida del consultante. El significado dependerá del contexto de la carta. Venus simboliza la armonía, la unión, la vida familiar. Pero también el placer de vivir, el amor y la pasión. La carta de Marte en el oráculo de Belline indica dificultades en la vida social. Los enemigos serán numerosos y la maldad estará presente. Marte simboliza la guerra, la tiranía y los conflictos. Júpiter, por su parte, representa la belleza, el conocimiento y la calma. En una tirada, esta carta muestra la felicidad que se construye. Por último Saturno es una carta que habla de mala suerte. El consultante sufre los golpes del destino sin saber cuándo pasará el mal momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing