Paganismo y Neopaganismo

neopaganismo

En su origen el término paganismo hacía referencia a las prácticas religiosas que los habitantes de la Roma rural llevaban a cabo. Estas prácticas solían pertenecer a religiones prerromanas y al folklore popular. A partir del nacimiento del cristianismo, esta palabra se usó para designar a todas las religiones no cristianas que eran politeístas. Es decir, la religión romana, la vikinga o la hindú serían paganas pero no el islam. Más tarde y hasta hoy en día, se consideró religión pagana a cualquiera al margen del cristianismo.

Por su parte, el neopaganismo o paganismo moderno engloba los movimientos religiosos modernos que incorporan prácticas, símbolos y divinidades de algún culto precristiano. Las religiones neopaganas adaptan las prácticas religiosas de antiguas religiones anteriores al cristianismo al pensamiento religioso contemporáneo. Todas ellas comparten ciertas características por lo que se engloban en el grupo de religiones neopaganas. Pero también diferencias importantes que intentaré concretar más adelante.

El neopaganismo aboga por un mayor contacto con la naturaleza, un sistema de creencias más sencillo con doctrinas más flexibles, el respeto absoluto a todos los seres vivos y la experiencia personal. De hecho, sus seguidores practican el neopaganismo desde su propia experiencia, sin seguir rígidos dogmas. Este conjunto de religiones usan la antigua sabiduría para hacer frente a las necesidades y preocupaciones del presente.

Forman parte del neopaganismo cultos como la Wicca, la brujería tradicional, el neodruidismo, el neohelenismo y el paganismo nórdico o asatrú entre otras. Algunas de estas religiones reciben el nombre de reconstruccionistas porque lo que intentan es imitar lo más posible alguna antigua religión, es el caso del neohelenismo o el paganismo nórdico. Sin en cambio otras, como la Wicca, mezclan la antigua sabiduría de los pueblos precristianos con formas modernas de religión.

Características del neopaganismo

Como ya he comentado las religiones neopaganas comparten una serie de características comunes. El neopaganismo cree en la existencia de más de un dios, en que todos los seres tienen alma, que el hombre es parte integrante de la naturaleza y que esta vida sólo es una vida más de todas las que vivimos.neopaganismo

Todas las religiones neopaganas creen en que los acontecimientos y las energías son cíclicos. Es decir, un ser nace, se desarrolla y muere para volver a nacer de nuevo en un ciclo eterno. También la naturaleza es cíclica, todo en ella nace en primavera, crece en el verano, se reproduce en otoño y muere en invierno. El creyente neopagano considera ese ciclo natural como su ciclo vital, como un modelo espiritual a imitar. Por todo ello, la naturaleza forma parte de  todas las religiones neopaganas.

Otra característica del neopaganismo es la creencia en dioses y diosas. A veces con el mismo poder y, a veces siendo la figura femenina la dominante. Por ejemplo, la antigua religión celta, en la que se basan la wicca, creía en la existencia de dioses y diosas, siendo la Diosa o Gran Madre, la deidad principal y el Dios no era más que su consorte. Algunos cultos neopaganos creen que dioses y diosas existen formando una comunidad parecida a la de los hombres. Como sucedía con los dioses griegos que residían en el Olimpo y se comportaban como los humanos.

La tolerancia es otro de los pilares de estos cultos. A parte del respeto que les merecen todas las creencias religiosas, los creyentes se interesan por otras prácticas religiosas y las adaptan a su propia religión porque consideran que cuanto mayor sea el conocimiento de la diversidad, mayor es el conocimiento de la naturaleza y del hombre.

Cultos neopaganos

Como ya  he mencionado existen muchas religiones basadas en cultos paganos  A continuación te resumo las características de los principales.

Wicca

La religión wicana es una de las creencias neopaganas más populares. En una entrada anterior ya expliqué en qué consiste la Wicca, lo puedes encontrar aquí

neopaganismo

Brujería tradicional

Con este nombre se conoce a los cultos que, aunque son diferentes a la Wicca, también usan a magia como un medio para provocar cambios en los acontecimientos según su voluntad. Entre ellos destacan las religiones basadas en la magia procedente del folklore y la cultura como el Clan de Tubal Caín, Cultus Sabbati o la brujería latinoamericana. Y las religiones basadas en la mágica práctica como la greenwitchery o la kitchenwitchery.

Todos estas religiones rinden culto a los antepasados, a la naturaleza, son animistas y usan la magia para conseguir sus objetivos. Los brujos tradicionales basan sus prácticas en cantos, conjuros, colecciones de tradición oral y prácticas de brujería. También en rituales reconstruidos de antiguas prácticas mágicas del Antiguo Egipto o del Lejano Oriente.

Druidismo  o neodruidismo

Este culto neopagano es reconstruccionista puesto que se basa en la figura de los druidas de la antigua cultura celta. Los druidas era una clase social privilegiada, que transmitían los conocimientos a unos pocos elegidos. Eran los portadores de los símbolos sagrados de la tribu, practicaban la magia y también podían curar a los enfermos.

Así el neodruidismo es una religión basada en las creencias de los antiguos celtas en un contexto cultural moderno y sin anacronismos. El druidismo venera a la naturaleza y a los ancestros. Creen en la reencarnación e inmortalidad del alma. Y sobre todo en la libertad individual. Para ser libre el hombre debe ser honesto, justo, leal. Debe tener coraje, ser hospitalario y respetar su honor. No creen en la discriminación por raza género, preferencia sexual, nacionalidad u otras. Como el resto de los cultos incluidos en el neopaganismo, son animistas, buscan una conexión con la naturaleza y son tolerantes con otras religiones.

Paganismo nórdico o asatrú

Este culto es una reconstrucción del culto de los pueblos germánicos. Era la religión de los vikingos, suevos y varegos. También de los visigodos que la extendieron por toda Europa.  Rinden culto a dioses como Odín, Thor, Freyr, etc. En la actualidad, es una religión oficial en Islandia y es reconocida oficialmente en Noruega, Dinamarca, Suecia y más recientemente en España. Los seguidores de esta tradición practican rituales conocidos como Blót, que se llevan a cabo cuatro veces al año con diferentes fines y consisten en ir al bosque, tomar cerveza y ofrecerla a la tierra en honor a los dioses.

También rinden culto a los antepasados, a la Naturaleza  y creen en que la vida es un ciclo sin fin. No discriminan a nadie en razón del sexo, la raza o nacionalidad. Consideran que la tierra es el cuerpo de una diosa, y muchos seres sagrados habitan en la naturaleza donde se realizan todos los rituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing