Qué es el reiki y cómo funciona

reiki

Una de las terapias naturales que cuentan con más seguidores y reconocimiento es el reiki. Y aunque por su carácter de medicina alternativa esta terapia choca con los principios de la ciencia muchos médicos y terapeutas aplican esta técnica. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha reconocido como terapia alternativa. En España, el reiki ya se utiliza en hospitales como el hospital Gregorio Marañón o La Paz  de Madrid.

El reiki tiene un origen espiritual: la transmisión de energía vital a través de las manos. Según esta terapia, una persona puede transmitir su energía vital a otra  a través de las manos para desbloquear su flujo vital. De esa manera se reactiva el sistema inmunológico del enfermo. El reiki comparte la teoría hinduísta de que el ser humano es un cúmulo de energía al igual que todo lo que forma el Universo. Cuando esa energía fluye a través del organismo las defensas están activas. Cuando dicha energía deja de fluir aparecen las enfermedades. La imposición de manos en la zona enferma, que transmite la energía vital de una persona a otra,  disuelve el nudo formado por la energía bloqueada que vuelve a fluir y devuelve el equilibrio al organismo.

Aunque muchas personas lo creen, esta disciplina no es una técnica curativa. No sirve para curar enfermedades. Las manos que transmiten la energía vital sólo desbloquean el  flujo de esa energía para activar las defensas y equilibrar mente, cuerpo y espíritu.

El reiki no sólo puede aplicarse a personas sino que animales, plantas y hasta situaciones pueden beneficiarse de la imposición de manos curativa. La energía que se usa es totalmente inocua, es práctica, segura, eficiente y compatible con cualquier otro tipo de terapia. El reiki no sólo es compatible con cualquier tratamiento médico, sino que además actúa como complemento, ya que en ningún caso se recomienda suspender ninguna medicación para sustituirla con esta técnica.

La energía vital de la que se sirve el reiki fluye en el cuerpo humano por los canales que usan también los chakras. Así, el mal funcionamiento de uno o varios chakras sería la causa de enfermedades y trastornos. Para remediar esos trastornos se debería dirigir la energía reiki hacia los chakras cerrados, desbloqueándolos y potenciando la autocuración del paciente.

Esta terapia alternativa se creó en los años 20 del siglo pasado. El el budista japonés Mikao Usui fue su creador que defendió desde siempre que el reiki no es una técnica de sanación en sí misma, sino un camino para encontrar el equilibrio y la armonía en la vida.

La energía vital está a disposición de todo el mundo y cualquiera puede aplicarla a síreiki mismo o a otras personas. No se necesita ninguna condición especial, ni entrenamientos laboriosos, ni de larga duración. El reiki permite usar el poder de la energía vital activándola mediante iniciaciones o sintonizaciones.

Formación en reiki

Aunque no es necesaria una formación estricta para practicar reiki, sí es cierto que es importante conocer los principios básicos de esta disciplina para poder aplicarla correctamente.

Lo importante en el aprendizaje del reiki es el acceso a las sintonizaciones que son las que convierten las manos de una persona en transmisor activo de energía vital. Por ello, la práctica de reiki tiene tres grados o niveles a los que se accede tras las correspondientes sintonizaciones y prácticas.

El primer grado es en el que se abren los canales energéticos del aprendiz lo que le permiten transmitir el flujo vital a nivel físico para sí mismo y para los demás. Para superar este primer grado el practicante deberá pasar cuatro iniciaciones y aprender las posiciones más adecuadas de las manos para la sanación. Desde la primera iniciación el alumno notará la energía fluyendo por sus manos. Este nivel está abierto a cualquier persona y no requiere ninguna preparación previa.

Qué es una iniciación en reiki

Una iniciación es un proceso de purificación y sintonización de la energía individual con la Energía Universal. Esta energía se conoce también como Energía del Amor Incondicional. En una iniciación se eliminan bloqueos energéticos con lo que se equilibran los chakras. Además empieza la apertura de los canales energéticos, otorgando así al alumno la capacidad de transmitir la energía a través de sí mismo.

reikiSegundo Grado

En el segundo grado en reiki el alumno recibe tres símbolos de reiki que son llaves para que la Energía Universal actúe en dimensiones más profundas y amplias. Con estos símbolos se transmite la energía sanadora a nivel mental y emocional. Además permiten acceder a la causa de la enfermedad física.  Se facilita también la posibilidad de transmitir la energía a distancia.

En la iniciación de este segundo grado se aumenta el paso de energía sanadora por los canales energéticos y el alumno puede acceder a niveles más sutiles de conciencia. El aprendiz podrá ya ayudar al receptor a volver a conectar con ese la Energía Universal, trabajando a nivel mental y emocional. El segundo grado requiere haber completado el primero y haber realizado prácticas suficientes para que la energía vital fluya armónicamente por el alumno.

Tercer Grado

En este grado se accede a un cuarto símbolo reiki que amplía la conexión con la Energía Universal y ayuda en la práctica a nivel espiritual y kármico.

Maestría

La maestría permite la transmisión de las enseñanzas y las iniciaciones Reiki a otras personas. Requiere un compromiso serio con la energía Reiki. La persona que accede a este nivel ha decidido asumir más responsabilidad en su vida, reconociendo que cada uno de nosotros somos realmente los dueños de nuestro destino.

Cuándo no usar reiki

No es recomendable aplicar esta técnica si existe un hueso roto y aún no ha sido recolocado. Tampoco antes de operaciones quirúrgicas ya que puede interferir con la anestesia del paciente. Algunos maestros consideran que el reiki  no es recomendable para embarazadas, personas con esquizofrenia, o cualquier proceso psicótico, personas con órganos implantados y marcapasos.

Nunca pero nunca debe darse reiki cuando el enfermo no lo ha pedido o lo rechaza. Para mí es un requisito imprescindible.

Espero que esta entrada te haya resultado amena. En la próxima entrada sobre terapias naturales te explicaré cómo suele ser una sesión de reiki. Te espero.