Quiromancia. Qué dicen tus manos de ti

quiromancia

Una de las mancias más antiguas y con más seguidores es la quiromancia, posiblemente porque no se necesita nada más que las manos de una persona para poder interpretar su futuro. Porque, como sabes, la quiromancia es la disciplina que estudia la lectura de líneas y montes de la mano para revelar el perfil psicológico y fisiológico de una persona. A través de tus manos, puede entreverse tu carácter, tus aptitudes y cualidades.

La quiromancia es un ritual de adivinación muy antiguo, parece que hace 4.000 los sacerdotes egipcios la usaban en ciertos rituales. Gracias a la expansión del Imperio Romano, la quiromancia llegó a todos los rincones de Europa y a una gran parte de Asia.  En la Edad Media, los quiromantes fueron acusados de brujería y perseguidos por la Inquisición, pero no siempre fue un arte perseguido ya que sobre el siglo XVII la quiromancia llegó a estudiarse en universidades alemanas de prestigio. Hoy en día la quiromancia es una disciplina establecida que puede llegar a dominarse siempre que se tenga paciencia para estudiar todas sus implicaciones.

La quiromancia cree que en las manos están escritos los problemas psíquicos y las enfermedades que podrías llegar a sufrir durante toda tu vida por lo que, aunque parezca increíble, la quiromancia puede ser una herramienta extraordinaria para la prevención de enfermedades. En las manos existen miles de terminaciones nerviosas que se inician en el lóbulo frontal del cerebro, donde se hallan el consciente, la memoria y la imaginación de las personas. Estas terminaciones nerviosas influyen en la formación de las líneas de la mano y por ello pueden indicar el estado de salud y psicológico de una persona.

La mano se marca por impulso cerebral nervioso, por lo que en ella se puede ver el mundo psíquico; consciente e inconsciente. Lo que le da poder a la quiromancia para interpretar cómo vive y cómo piensa una persona a través de la lectura de su mano. De ahí que las manos sean como un mapa dérmico en el que la quiromancia puede interpretar cuál es el camino a seguir para vivir la vida que le corresponde a cada uno y que le hará evitar el fracaso.quiromancia

Aunque a simple vista pueda parecer lo contrario, existen muchos tipos de manos dependiendo de su forma, tamaño, la tipología de los dedos y otros muchos factores que voy a ir analizando. Tampoco la mano izquierda y la derecha son iguales, cada una tiene sus propias características. La mano izquierda es donde puede leerse el pasado y el presente. Es la mano ancestral, la que marca desde el nacimiento hasta la treintena. Registra la naturaleza de la persona, revela su parte mental, sexual, sus sentimientos y la espiritualidad. Por su parte, la mano derecha es la mano racional y objetiva, en ella se reflejan presente y futuro. Además es la mano que representa la línea paterna.

Tipos de manos según la Quiromancia

Para el arte de la quiromancia las manos, dependiendo de sus características se dividen en:

Manos elementales. Son aquellas manos gruesas y fuertes con la palma corta y dedos rígidos, cortos y con puntas redondas. Estas manos representan a personas muy intuitivas, con buena memoria, son sencillos y benevolentes. Suelen ser bastante conformistas.

Manos cuadradas. Estas manos, según la quiromancia, se caracterizan por dedos de igual anchura que altura, con las puntas cuadradas y palma firme y angulosa. Si tu mano es cuadrada, la quiromancia dice de ti que eres obstinado, perseverante y no demasiado brillante. Eres una persona seria, con la mente bien estructurada y muy responsable. No te apartas de las normas y prefieres el sentido práctico a la fantasía.

quiromanciaManos espatuladas. Son las manos de palma grande y con la punta de los dedos ancha en la parte final, en forma de espátula. Las personas que tienen este tipo de manos suelen ser inconformistas, creativos, innovadores, independientes y brillantes. Pueden tener problemas con la autoridad y prefieren cumplir con ellos mismos aunque no gusten a los demás, por lo que consiguen importantes éxitos en todas sus iniciativas.

Manos místico-psíquicas. Son manos estrechas, de dedos largos, finos y puntiagudos. Si tienes este tipo de manos, la quiromancia dice de ti que eres una persona agradable y comunicativa pero a la que le cuesta afrontar los problemas. Odias la mentira y la injusticia. A veces eres un poco inseguro por lo que necesitas rodearte de buenos amigos.

Manos nudosas. También reciben el nombre de manos filosóficas. Son manos pequeñas, con el pulgar fuerte y la unión entre las falanges es nudosa y abultada. Si esta es tu mano, eres una persona inteligente, observadora y muy noble. Tienes sentido del humor y dotes de mando. Eres enérgico y responsable, amante de la soledad, introvertido y no te dejas seducir por las apariencias.

Manos artísticas. Son aquellas manos con la palma rectangular y las uñas ovaladas. Suelen pertenecer a personas intuitivas, sensibles, impulsivas y caprichosas. Si tienes este tipo de manos te encanta disfrutar de los placeres de la vida y eres un poco frívolo y superficial. Pese a ello inspiras mucha confianza y eres muy comprensivo con los que te rodean.

Como ya he dicho, además de la forma de las manos, la quiromancia tiene en cuenta otros factores a la hora de estudiar una mano para aconsejar al consultante qué camino debe tomar. Entre esos factores están el tamaño de la mano: si es grande o pequeña ayuda a juzgar el carácter y la personalidad de alguien; la líneas de la mano: su forma, si están interrumpidas, si son líneas principales o secundarias etc. La forma y tamaño de los dedos y de las uñas también son influyentes a la hora de estudiar la mano de una persona al igual que la forma y tamaño del dedo pulgar, este dedo es un indicador muy importante del carácter de una persona. Todos estos factores los desarrollaré en una próxima entrada. Os espero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing