Rituales para mejorar la salud

ritual de salud

Una de las cosas que más nos preocupan junto con el dinero y el amor, es la salud ya que sin ella la vida se hace muy difícil. Para muchas personas la salud es lo más importante pues si tienes salud puedes conseguir lo que quieras.

A continuación te ofrezco algunos rituales que puedes usar para mejorar tu salud o los de las personas a las que quieres. Recuerda que un ritual de salud jamás sustituirá a las prescripciones médicas, debes siempre seguir las indicaciones del doctor para sanarte. Lo que hará un ritual de salud será ayudarte a sanar puesto que estarás poniendo toda tu fe y la energía del universo enfocada a tu sanación. Por eso un ritual de salud son tan importantes y pueden ayudar tanto, pero eso sí, no son sustitutos en ningún caso de medicamentos o tratamientos médicos.

Elige tu ritual de salud

El ritual que tienes a continuación es para ayudar a las personas que se están recuperando de una enfermedad o que sufren algún dolor físico difícil de eliminar con calmantes.

Vas a necesitar una vela naranja, una blanca y una verde, tres bases para poner las velas. Si no tienes, puedes usar un plato o un cuenco siempre que sean de algún material natural, los de plástico no sirven. También necesitarás un vaso lleno hasta la mitad de agua y una foto de la persona que quieres que sane. Si no tienes foto puedes usar un objeto personal y si no, un papel en el que escribirás con tinta roja su nombre completo y fecha de nacimiento si la sabes.

Una vez te has concentrado y has enfocado tu mente hacia la persona que debe curarse, puedes empezar con el ritual. Primero, coloca las velas formando un triángulo sobre el plato o recipiente que hayas escogido para poner las velas.

En el centro del triángulo coloca la foto o el objeto personal y encima el vaso de agua. Enciende las velas con una cerilla de madera y recita la siguiente oración: “Enciendo esta vela para lograr mi restablecimiento,(o di el nombre de la persona que quieres que se cure), deseo recibir pronto la energía sanadora del fuego y descargar toda la negatividad y el dolor sobre el agua.”ritual de salud

Cuando hayas terminado, coge el vaso con las dos manos  y tira el agua a un desagüe de tu casa para eliminar la energía negativa que te está afectando. Por último apaga las velas con los dedos y guárdalas hasta que te recuperes totalmente.

Ritual de salud con maíz

Este ritual de salud debe usarse cuando quieras protegerte de una epidemia como la gripe. También es muy efectivo contra las plagas en los colegios, como esos piojos que siempre acaban cogiendo nuestros hijos en las escuelas.

Dependiendo si se realiza para un hombre o para una mujer, este ritual debe hacerse en días diferentes. Si el ritual se realiza para una mujer, éste deberá llevarse a cabo un lunes;  sin embargo, si fuera para un varón, deberá hacerse un jueves.

Para este ritual de salud vas a necesitar cinco granos de maíz crudo, un papel de color rojo y un trozo de alcanfor. No puede ser alcanfor líquido, debe ser sólido, de una pieza o en pastillas. Puedes comprarlo en las droguerías y en las herboristerías. También necesitarás un plato y una vela roja.

Lo primero que tienes que hacer es colocar los cinco granos de maíz en el plato y poner la vela roja en el lado derecho del plato. Después enciende la vela y déjala consumirse durante una hora. Después apágala con un apagavelas o con los dedos. Déjalo todo tal cual. Por la noche, cuando vayas a acostarte coge el plato y ponlo bajo tu cama calculando que éste se ubique justo a la altura de tus pies.

A la mañana siguiente, toma un trozo de papel de color rojo y coloca en él los granos y el alcanfor, envuélvelo con el mismo papel y guárdalo durante tres días. Pasado ese tiempo vete a un lugar lejos de tu casa y tíralo. Gracias al poder que se le asigna al maíz para alejar los males de su entorno, así como a las excelentes propiedades del alcanfor para cuidar tu salud, podrás disfrutar tranquilamente sin contagiarte de gripe y otras plagas.

Ritual de salud para el desánimo

Este ritual de salud puede hacerse cualquier día de la semana pero debe hacerse durante tres días seguidos para que surta efecto. Siempre al amanecer o al anochecer y preferiblemente con la luna en fase de cuarto menguante. Está indicado para superar momentos de desánimo y dolor espiritual. Sólo puede hacerse para uno mismo, este ritual de salud no sirve parritual de saluda ayudar a mejorar la salud de otra persona

Para este ritual necesitarás un espejo, tu foto, un  vaso con agua, una vela blanca, cerillas y una ramita de romero. Deberás, también, preparar una infusión de poleo menta.

Lo primero que debes hacer es lavarte bien y ponerte ropa limpia, si puede ser de algodón o cualquier otro tejido natural y de colores claros, mejor. Eso sí, nunca uses ropa de color negro. Después, bébete la infusión de poleo y cuando acabes di “Bebo esta hierba para aliviar mi dolor.” Mientras te bebes lentamente la infusión, intenta visualizar cómo el líquido recorre el organismo arrastrando el dolor y la enfermedad. A continuación, siéntate en una silla y coloca delante de ti, en una mesita, el vaso con el agua, un espejo y la foto.

Coge el espejo y mira intensamente la imagen. Mira el fondo de tus ojos e imagina que la enfermedad, la angustia y el dolor han quedado atrás. Luego traspasa la imagen proyectada en el espejo. Mira la fotografía e inspira profundamente, al espirar imagina que con ese aire se está marchando todo el dolor y el miedo y la tristeza que te abruman. Repite dos veces más lo mismo: inspira profundamente y al soltar el aire visualiza cómo se va el dolor.

Una vez hecho esto, enciende la vela blanca con la cerilla de madera e invoca a la divinidad en la que creas. Pídele que se equilibre tu cuerpo y tu alma. En ese momento debes imaginar que cuando recobres la salud serás capaz de ayudar al que lo necesite. Incluso puedes pensar que debes curarte porque hay alguien, tu pareja, tus hijos, tus padres, que te necesitan.

Coloca la rama de romero al lado de la vela, coge la foto y repite “Vuelvo a estar sano y feliz”.

Deja que la vela se acabe de consumir y guárdala. Cuando hayas repetido el ritual los tres días, recoge los restos de las velas y tíralos lejos de tu casa. Intenta no tirarlos en bosques o jardines pues las velas son contaminantes ya que no se descomponen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing