Rituales con la Rosa de Jericó

Rosa de Jericó

Las plantas son una gran fuente de beneficios, sirven para comer, para curar enfermedades y también están cargadas de la energía de la tierra y del Universo entero por lo que son excelentes para rituales de magia. En otra entrada ya escribí sobre las propiedades mágicas del laurel y os propuse unos rituales para conseguir dinero, amor y salud. En este post quiero escribir sobre otra planta fantástica y muy útil para realizar rituales: la Rosa de Jericó.

La Rosa de Jericó es una planta con ramas de color pardo y hojas verdes muy pequeñas con flores blancas. Es de tamaño pequeño, no suele superar los 15 centímetros, y puede sobrevivir a largos periodos de sequía. Por este motivo se la llama planta de la resurrección, porque tras secarse y aparentemente estar muerta puede ser resucitada simplemente hidratándola de nuevo. Cuando la Rosa de Jericó se seca pierde las hojas y sus ramas se enroscan hacia el centro de la planta formando una bola. En el interior de esta bola permanecen las semillas a la espera de la llegada del agua.

Pero no sólo esta característica hace especial a esta planta sino que además sus propiedades mágicas son conocidas por atraer la prosperidad, el éxito y proporcionar a su dueño una gran protección ya que absorben la energía negativa. Los rituales con la Rosa de Jericó son muy útiles también para atraer la suerte en los negocios, la salud y el bienestar.

Esta planta está muy relacionada con la Biblia y hay varias leyendas que hablan sobre el encuentro de la Sagrada Familia y la Rosa de Jericó. Una de estas leyendas cuenta que mientras Jesús oraba por el desierto, una Rosa de Jericó le seguía empujada por el viento y parándose a sus pies. La humedad del alba transformada en gotas de rocío se acumulaban entre la ramas de la rosa de Jericó, y Jesús las utilizaba para calmar su sed después de haber estado rezando durante toda la noche. Otra leyenda cuenta que cuando la Virgen María y José huyeron de la ciudad de Belén con el niño Jesús para evitar su asesinato por Herodes, al poner María el pie en las llanuras de Jericó, una rosa de Jericó brotó para saludar al niño Jesús. Durante la vida de Jesús las rosas de Jericó siguieron floreciendo, pero tras su muerte todas se secaron.

Para preservar las cualidades mágicas y alquímicas de la rosa de Jericó hay que colocarla en una vasija de barro con suficiente luz y agua, preferiblemente destilada o de lluvia.

Cómo plantar la Rosa de JericóRosa de Jericó

Si quieres que esta planta te proteja y elimine la energía negativa de tu entorno debes plantarla en una vasija de barro que llenarás de agua. Una vez hecho esto, sumerge en el agua la Rosa de Jericó muy despacio y con las raíces hacia abajo. Mientras lo haces di en voz alta: “Yo te adopto Rosa de Jericó y te doy la bienvenida a mi hogar, para que finalice tu errar por los desiertos y encuentres en este humilde lugar tu mansión definitiva. Te doy el nombre de… (Dale un nombre, el de un ser querido o el que prefieras), y prometo cuidarte y respetarte siempre. Te ruego que protejas mi casa de todo mal.”

Tras esto la rosa de Jericó comenzará a abrirse poco a poco durante las siguientes horas, hasta abrirse del todo. Debes dejarla en ese agua tres días. Puede ocurrir y es normal, que en estos tres días encuentres el agua turbia, sucia o con un fuerte olor. Aún así, no deberás cambiarla. Al cuarto día, tira el agua de la vasija enjuaga la Rosa de Jericó muy delicadamente, y también la vasija, llénala de agua limpia y coloca la planta otra vez. Durante los siguientes cuatro días, enjuaga la rosa y cambia el agua cada día.

Estos siete primeros días de limpieza son muy importantes. En su primer contacto con el agua, la rosa de Jericó aprovecha para desprenderse de sus esporas, como lo haría encontrándose en su medio natural. La reacción que se produce en algunas de ellas como resultado de la mezcla de las esporas con el polvo acumulado, y el agua de vasija, puede generar una especie de pelusilla o puntos blancos. Si esto se produce, elimina con sumo cuidado todas las impurezas ayudándote de un bastoncillo de algodón humedecido. Al séptimo día la Rosa de Jericó habrá cumplido su proceso de limpieza y adaptación a su nuevo entorno, quedando preparada para recibir las peticiones que le hagas.

Pasada la primera semana puedes dejar la Rosa sumergida en agua limpia para siempre o si lo prefieres pon agua sólo para cubrir las raíces. También puedes tenerla sin agua pero en ese caso deberás humedecerla diariamente con un pulverizador.

Rosa de JericóRituales con la Rosa de Jericó

A la Rosa de Jericó se le pueden solicitar favores relacionados con la suerte, la salud, el amor, el dinero, el trabajo, etc. Todo esto se solicita a través de oraciones. A continuación te dejo algunos de los rituales más efectivos.

Cuando lo que se desea es una protección total, es decir en todos los aspectos y no en uno en concreto, hay que recitar una oración el día que se le cambie el agua a la planta, mejor que sea un martes o un viernes. La oración que debe pronunciarse en la siguiente: “Divina rosa de Jericó“, por la obra y gracia del Espíritu Santo. Por la virtud que  encierras y por el poder que se te ha concedido, Ayúdame, Santa Rosa de Jericó, a vencer las dificultades de la vida, a darme salud, fuerza, tranquilidad, felicidad y, sobre todo, paz en mi hogar, Además de suerte en los negocios y habilidad en el trabajo. Todo esto, divina Rosa de Jericó te lo pido por el amor de Nuestro Señor. Amen.”

Si necesitas ayuda en la salud, introduce en la vasija de la Rosa de Jericó tres piedras pequeñas y repite esta oración: “Divina Rosa de Jericó, por la bendición que recibiste, la virtud que encierras y el poder que se te concedió te ruego que me ayudes a conservar la salud (o recuperar la salud), para afrontar las vicisitudes de la vida con la fuerza necesaria y poder vencer cada uno de los obstáculos que se me presenten.”

Si lo que se desea es solicitar un favor de tipo sentimental hay que introducir en la vasija una cadena de oro o al menos dorada y repetir: “Divina Rosa de Jericó, por la bendición que recibiste, la virtud que encierras y el poder que se te concedió te ruego que me ayudes a conseguir el amor de…. (Di el nombre de la persona amada) para realizar mi vida y sueños en su compañía.”

Para eliminar la energía negativa del hogar es necesario cambiarle el agua o ponerle en caso de que la tengamos seca un martes o un viernes. Se le debe cambiar el agua diariamente durante siete días. El agua que se quita debe usarse para bendecir la casa vertiendo gotas en la entrada del domicilio y para fregar los suelos y ventanas.