Rituales para el equinoccio de primavera

equinoccio de primavera

Como ya sabéis la semana que viene, el día 20 en concreto, empieza la primavera en el hemisferio norte. En el hemisferio sur deberán aún esperar hasta el 21 de junio. El principio de esta estación viene marcado por el equinoccio de primavera. Un equinoccio es el momento en el que el sol ilumina de la misma forma al hemisferio norte y al sur. Por lo que ese día el sol está en su punto más alto en el cielo, lo que se conoce como cenit, y la noche y el día tienen la misma duración.

Además, el equinoccio de primavera es un momento astral en el que las vibraciones cósmicas se repartan de forma equilibrada e intensa. Y en el que se da paso a la estación de la renovación y el renacimiento. Todo lo que murió, simbólicamente, durante el invierno, renacerá ahora con fuerza y vigor. Además, las fuerzas masculinas y femeninas de la naturaleza están igualadas, lo que convierte este momento del año en una fiesta de fertilidad, amor y equilibrio.

Y es que el equinoccio de primavera marca el momento en que todo cobra vida, los animales abandonan la hibernación, las flores empiezan a brotar, el sol calienta más y las energías se renuevan. Los rituales del equinoccio de primavera son muy antiguos y están extendidos por todo el planeta ya que forman parte de muchas culturas antiguas y modernas.

Desde hace siglos, la llegada de la primavera ha sido celebrada con ceremonias que invocan la fertilidad, la prosperidad y el bienestar para el resto del año. Es el momento ideal para limpiar tu vida de malas vibraciones y energía negativa. Tienes que alinearte con las fuerzas cósmicas mediante sencillos rituales para que las energías benéficas del Universo se derramen sobre ti. Estas fechas mágicas son momentos energéticos favorables para fluir con el ritmo de la naturaleza y comenzar tú también a renacer y florecer.

Es cierto que hace muy poco que empezó el año y ya entonces se celebraron rituales de limpieza y renovación pero el mundo está lleno de energía negativa, de personas tóxicas que envenenan nuestra vida y problemas a los que hay que enfrentarse. Todo esto nos perjudica por lo que hay aprovechar los momentos mágicos del año para purificarse y renovar energías apartando todo lo que nos impide ser felices.

Los rituales para el equinoccio de primavera son justo para eso para limpiarnos y restaurar el equilibrio en nuestra vida. Pero además, es el momento idóneo para realizar rituales de fertilidad, de bendición de semillas o de inicio de proyectos. El equinoccio de primavera recibe también el nombre Ostara, en honor a la diosa sajona de la fertilidad asociada al inicio de esta estación. equinoccio de primavera

Para algunas religiones neopaganas, Ostara, es una representación de las fuerzas femeninas generadoras y una de las ocho festividades de la rueda del año, relacionada con rituales y fiestas diurnas dedicadas al renacimiento y renovación de la Naturaleza. Estas celebraciones marcan el fin del invierno, de la época oscura, donde el esposo, hijo y amante de la Diosa, pasó los meses invernales en la muerte. Ahora empieza la época del renacimiento, de la luz. Es la época en que la Diosa despierta de su descanso y cubre la tierra con su fertilidad. En los rituales del equinoccio de primavera están también presentes las deidades femeninas de la fertilidad como Freya o Navia.

Rituales para el equinoccio primavera

Como he comentado el equinoccio de primavera es el momento ideal para desarrollar los proyectos que tenemos en mente y también para realizar una purificación del hogar, el cuerpo y la mente. Es lo que se llama una limpieza de primavera en la que te deshaces de lo que ya no te es útil para hacer sitio a lo nuevo que llega. Eliminas las energías negativas que has ido acumulando y te llenas de positivismo y alegría.

El primer ritual que te traigo es un ritual de limpieza con flores blancas para que puedas prepararte para llegada del buen tiempo libre de cargas de malas energías acumuladas. Este ritual hay que hacerlo con luna llena y lo más cerca del equinoccio de primavera posible. Es mejor que no pase más de una semana del equinoccio si puede ser.

Para este ritual necesitarás un manojo de hierbabuena, unas cuantas margaritas blancas, si pueden ser silvestres mejor. También pétalos de rosa blanca y pétalos de clavel blanco, un pequeño cristal de cuarzo o amatista y una vela aromática o si lo prefieres varitas de incienso. Lo primero que debes hacer es poner la hierbabuena y los pétalos en un cuenco con agua y dejarlo toda la noche a la luz de la luna llena.

Por la mañana retira los pétalos y la hierbabuena del agua y ésta mézclala en tu bañera con agua tibia colocando también el cuarzo. Enciende la vela o el incienso, sumérgete en el baño y descansa tu mente centrándote en pensar sólo en lo que quieres alejar de tu vida y lo que quieres atraer. Con unos cinco minutos es suficiente. Después, sin aclararte sécate con una toalla de algodón. Sentirás cómo dejas atrás  la negatividad acumulada, cómo te sientes renovada.

equinoccio de primaveraRitual para recobrar la alegría

Muchas veces el invierno provoca una sensación de tristeza y melancolía pues hay menos horas de sol, hace más frío y no se puede estar tanto en la calle. Este pensamiento negativo, aunque no te des cuenta, se transmite a todas las facetas de tu vida y puede cargarte de energía negativa que te impide llevar a cabo tus proyectos. Este ritual puede ayudarte. Porque te ayudará a concentrarte en los aspectos positivos de la vida para que des importancia a lo que realmente tiene. Como que estamos vivos, que nos queremos a nosotros mismos y que los demás también nos aprecian.

Necesitarás 4 conos de incienso, un vaso con agua, una vela marrón que simbolizará la Tierra, una roja que representará el Fuego, otra verde que representará el Aire y otra blanca para simbolizar el Agua. También unas gotas de esencia de canela, unas cerillas de madera y hierbas aromáticas como la hierbabuena, el orégano o el laurel.

Cómo proceder

En una mesa donde puedas hacer tu ritual del equinoccio de primavera sin que te molesten coloca el vaso de agua en el centro y esparce las hierbas por toda la mesa. Mientras lo haces debes dar gracias a la Tierra y a la Vida. Pide a la Tierra que te renueve que te permita crecer igual que las plantas y las semillas y formula un deseo para que se cumpla lo que más desees.

Después, unge las velas con la canela. Coloca la vela amarilla en dirección Norte junto con un cono de incienso. La blanca mirando al sur con otro cono, la roja al oeste con otro cono y la verde al este con el último cono. Enciende las velas y los conos y vuelve a dar las gracias a los elementos y a pedir lo que deseas. Deja consumir las velas y después tíralas lejos de tu casa.

Ritual para alejar la envidia

Si crees que alguien te está dañando con su envidia este ritual es para ti. Muchos brujos dicen que puede hacerse en cualquier momento pero para mí es mejor en el equinoccio de primavera porque la energía astral es más poderosa. Vas a necesitar una vela de color verde, ocho de color blanco, dos platos hondos de cerámica o metal, papel, agua y un bolígrafo. También cerillas de madera, un paño de algodón y un pequeño cristal de cuarzo, un trocito de jade, de ámbar o cualquier otra gema que aleje la envidia.

Cómo proceder

Coloca la vela verde en el centro de una mesa y pon a su alrededor las 8 velas blancas formando un círculo. Enciende primero la vela verde y después las blancas. Ahora di en voz alta unas palabras pidiendo protección contra la envidia. Tienes que pedir que todas las envidias que hay a tu alrededor se concentren en la vela verde y que una vez allí se liberen y se purifiquen con la luz de las velas blancas.

Coge el papel y con el bolígrafo escribe el nombre de las personas que crees que te tienen envidia, dóblalo y quémalo con la llama de una vela blanca. Ponlo en el plato hondo para que se acabe de quemar. Coge el cuarzo, ponlo en el plato que queda vacío y cúbrelo con agua. Déjalo el tiempo de volver a pedir protección contra la envidia. Sácalo, sécalo con el paño y pásalo por encima de la llama de las velas blancas pidiendo que purifiquen tu vida de la envidia y conviertan el cristal en un amuleto de protección.

Apaga la vela verde y deja que las blancas se consuman. Una vez apagadas, envuelve los restos en un papel y tíralos lejos de tu casa. El amuleto que has creado puedes llevarlo contigo para que te proteja o dejarlo en casa pero en un lugar que visites frecuentemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing