Rituales para romper una maldición

Romper una maldición

Parece que en los tiempos en los que vivimos la palabra dicha en voz alta ya no tiene tanta importancia como antaño porque nos podemos comunicar de muchas maneras además de hablando. Tal vez por eso no solemos dar importancia a las palabras que decimos y que pueden alterar nuestro entorno ya que las palabras están cargadas de nuestra propia energía lo que las hace poderosas. Una palabra puede echar una maldición o liberarte de ella porque el poder de la palabra está ligado al espíritu de quien la pronuncia.

Aparte de las maldiciones lanzadas en contra de uno, también puede ser maldecido aquel que visita una zona poseída por algún espíritu o el que está rodeado de influencias negativas o de personas negativas.

Una maldición lanzada contra alguien se convierte en una carga espiritual, un peso muy grande que se lleva encima y dentro. Esta carga produce efectos muy negativos y destructivos en quien la lleva y afecta quienes le rodean.

Para que la maldición sea efectiva, debe haber un canal de transmisión, y éste debe ser espiritual. La tarea de activar una maldición está en poder de los espíritus. Cualquier persona sea buena o mala, puede maldecir a otro. Se puede usar el poder de los demonios y también el poder de Dios para maldecir.

Puedes romper una maldición si opones la fuerza correcta con la potencia adecuada. Cualquiera puede superar una maldición ya que todos somos seres espirituales fuertes y podemos hacer frente a las maldiciones.

Cuando sentimos que somos víctimas de una maldición debemos intentar librarnos de ella lo antes posible para que no nos afecte persistentemente. Lo primero que hay que tener en cuenta es que las maldiciones actúan principalmente en la mente por lo que es importante reforzar los pensamientos positivos y fortalecer la fe en las cosas buenas para que la maldición no pueda causar un gran mal. Además podemos recurrir a uno de los muchos rituales existentes que ayudan a romper una maldición. A continuación te dejo los que considero más efectivos, aunque hay muchos más.

Rituales para romper una maldiciónRomper una maldición

Ritual de la botella mágica

Es el ritual más popular para romper una maldición, además de ser sencillo y muy efectivo. Para llevarlo a cabo se necesitan tres alfileres, 3 trozos de raíz de ruda macho (puede encontrarla en herbolarios y tiendas esotéricas), un puñado de sal gruesa, la cáscara de medio limón y una botella de cristal transparente con tapón de corcho.

Una vez lo tengas todo, debes coger la botella y meter dentro los tres alfileres, los tres trozos de raíz de ruda, la sal y la cáscara del limón. Mientras haces esto recita la siguiente oración: “Que el mal que me ha llegado me abandone y no vuelva a mi jamás”. Después tápala con el tapón de corcho. Debes colocar la botella en una ventana y dejarla allí sin moverla, las maldiciones te abandonarán y no podrán lanzarte otras mientras tengas tu botella mágica.

Ritual con velas para romper una maldición

Este hechizo es muy útil para romper ataduras que alguna persona nos haya impuesto, además de para alejar envidias y maldiciones.

Para este ritual se necesita un cubo o palangana grande, un quilo de sal gruesa, tres cabezas de ajos, tres velas blancas, unas tijeras y una imagen del ser espiritual al que queramos solicitar su intercesión.

Lo primero que hay que hacer es llenar tres cuartos del cubo con agua del grifo y verter en ella la sal, debe ser agua suficiente para que la sal se disuelva completamente. Una vez disuelta, pon en el fondo del cubo la imagen del espíritu y encima las tijeras abiertas. Rodea el cubo con las velas blancas y los ajos, intercalándolos. Deja todo en reposo durante un día entero. Al día siguiente enciende las velas y reza siete veces la oración siguiente: “Oh espíritu de luz (o el nombre del santo que hayas escogido) rompe el mal que a mí me ata, aléjalo y que la envidia no se pose jamás en esta casa.” Una vez hecho esto, coge agua del cubo con un vaso y salpica con ella todos los rincones de la casa, a tus seres queridos y sobre ti mismo. Debes usar toda el agua.

romper una maldiciónRitual para evitar una maldición o lanzarla

El siguiente ritual puede usarse tanto para lanzar una maldición como para evitarla, esto se debe a que lo que realizaremos es una mezcla para conseguir un polvo que refuerce nuestra intención, lo importante es la oración que recitemos para evitar o lanzar una maldición ya que las palabras que evocan poder son la primera línea de defensa ante las maldiciones.

Necesitarás cuatro cucharadas soperas de hojas de lila secas. Si es posible, coge las hojas de lila tras la floración, con la luna creciente. Deja que se sequen sobre un papel secante al abrigo de la luz. Un diente de ajo seco, una cucharada sopera de pimienta molida, un poco de azufre (se encuentra en las droguerías), limaduras de hierro imantadas. Para obtener las limaduras de hierro imantadas lima un trozo de hierro y recoge el polvo obtenido. Ponlo un tubo de vidrio y pon un imán contra el tubo. Cuatro cucharadas soperas de hojas de menta secas impregnadas por una cucharada sopera de tintura de aloe. Pon el conjunto en un platillo y déjalo todo desecarse a la temperatura ambiente.

Una vez conseguidos todos los ingredientes debes colocarlo en un recipiente de metal y batirlo con la batidora hasta que quede reducido a polvo. Se debe guardar en una bolsa o en el mismo recipiente de metal en un lugar oscuro.

Para usarlo debemos coger un poco de polvo de maldición y soplarlo alrededor de nuestra casa a fin de alejar las maldiciones recitando la siguiente oración:“Espíritu del reflejo, combate mi mal, arrastra contigo el odio y la maldad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing