Rituales para San Valentín

Rituales para San Valentín

El próximo martes 14 de febrero se celebra el día de San Valentín, fiesta del amor romántico. Es un día especial que todos queremos compartir con el ser amado, pero en muchas ocasiones, no podemos hacerlo porque esa persona especial aún no ha llegado a nuestras vidas.  Para todos los que aún estéis buscando el amor y para los que queráis reforzarlo os dejo unos rituales para San Valentín fáciles de hacer pero muy efectivos.

Estos rituales podéis realizarlos el mismo día de San Valentín o bien un día o dos antes, todos estos días son muy propicios para realizar Rituales para San Valentín ya que el ambiente está impregnado por los deseos y  las expresiones de afecto de todos los enamorados.

La fiesta de San Valentín tiene origen en el siglo III dC cuando un sacerdote cristiano nacido en Roma y de nombre Valentín fue martirizado por celebrar matrimonios cristianos cuando el emperador Claudio II los había prohibido.

Por otro lado la palabra Valentín proviene de la palabra latina valere que significa ‘ser fuerte’ y de ella surgen las palabras valiente, valor, valioso y válido. Por lo tanto, el nombre de Valentín debe implicar, valor para defender un amor limpio y puro, sin ataduras ni obligaciones innecesarias. Por ello, todos y cada uno de los rituales de San Valentín que realices deben tener como objetivo generar buenas energías en la pareja y no para amarrar voluntades, porque entonces ya estaríamos hablando de obligar a otra persona y, por tanto, de magia negra.

Rituales para San Valentín

El amor  es un sentimiento voluntario y divino porque forma parte de tu propio ser, por eso los trabajos mágicos, hechizos o encantamientos que realices para atraer el amor deben ser para generar buenas energías en la pareja y no para amarrar voluntades ni destruir relaciones. Nunca juegues con la magia en tu propio beneficio porque sus efectos podrían volverse contra ti.

Como siempre que se realiza un acto mágico lo primero que tendrás que hacer es prepararte, física y mentalmente para ello debes adoptar una actitud correcta y tomar un baño purificante. Te explico cómo aquí.

Ritual de los Siete Clavos

Tal vez hayas leído que este es uno de los rituales para San Valentín Rituales para San Valentínpertenecientes a la magia negra, pero esto no es cierto ya que lo único que se solicita en este hechizo es que se nos conceda amor, sin deseo de dañar a nadie y sin intentar doblegar la voluntad de la otra persona.

Este ritual puede realizarse tanto si ya conoces a la persona que quieres atraer como si no la conoces y pides que llegue el amor, en general, a ti.

Para realizar este ensalmo necesitarás: un limón, siete clavos plateados (valen clavos pequeñitos y hasta alfileres), siete cintas de color rosa si quieres atraer a una chica o siete cintas azules si quieres atraer a un chico.

Lo primero que tienes que hacer es lavar bien el limón para que no quede rastro alguno de impurezas. Hecho esto debes clavarle los siete clavos en diferentes lugares. Mientras lo haces debes intentar visualizar el corazón de la persona deseada. Coge las cintas y átalas, una en cada clavo. Mientras haces esto debes recitar la siguiente plegaria: “San Valentín, patrón de los enamorados, que de la misma manera que yo toco este limón, tu poder y sabiduría, introduzca en el corazón de mi amado (se puede decir el nombre de la persona) el amor que yo siento por él (o ella) si ello es de ley”.

Ritual de la Miel

Este ritual es muy sencillo y puedes llevarlo a cabo el mismo día de San Valentín o unos días antes. Es un hechizo indicado para atraer a una persona en concreto, a alguien que ya conoces y que te gusta.

Vas a necesitar un lápiz, un papel blanco, una hoja de papel de color plateado (Muchas brujas prefieren recomendar el papel de aluminio pero como luego hay que enterrarlo, yo prefiero el de papel de color plata porque es biodegradable. No creo que esté bien pedir al Universo que nos regale el amor y que a cambio contaminemos la tierra) y tres cucharadas de miel de milflores o de romero.

Lo primero que tienes que hacer es escribir en el papel blanco el nombre de la persona que deseas atraer tres veces, encima de este papel vierte la miel y envuélvelo bien con el papel de aluminio. Mientras haces esto ve repitiendo mentalmente: “No es este papel lo que quiero enamorar, sino a (el nombre de la persona querida)”.

Rituales para San ValentínDespués entierra el paquete en un jardín o en una maceta, si no tienes jardín. Si ves que el efecto es lento, si han pasado más de dos meses y no ha ocurrido nada, puedes repetir este ritual hacer hasta tres veces, con la seguridad que como máximo a la tercera, conseguiremos ver realizados nuestros deseos.

Ritual de los Anillos

De entre los Rituales para San Valentín, este hechizo es de lo más sencillos de llevar a cabo y con materiales que puedes encontrar fácilmente. Este ritual es para atraer a una persona que ya conoces y te gusta.

Necesitarás: dos trozos de papel dorado, un bolígrafo con tinta roja, una foto o una prenda de la persona que se desea atraer.

Puede que hayas oído que hay que hacer este ritual con anillos de oro pero no es necesario porque además de muy costoso habría que recurrir a un joyero para unir ambos anillos y grabarlos.

Lo primero que tienes que hacer es coger los trozos de papel dorado y escribir con el bolígrafo rojo en uno tu nombre completo y en el otro el de la persona amada. Después debes doblar cada uno de los papeles repetidas veces hasta conseguir una fina tira dorada. Cierra cada tira formando un círculo y enlazándolos entre sí para que parezcan anillos unidos. Envuelve los anillos con la prenda o la foto del ser amado y guárdalo dentro de tu almohada, dentro no debajo, recuérdalo.

Mientras haces todo esto debes visualizar en tu mente el resultado que quieres conseguir con este hechizo, es decir atraer hasta ti a la persona que quieres y establecer con ella una relación especial de amor y cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing