Sinastría ¿Qué es?

sinastría

 ¿Para qué sirve la sinastría?

Siempre que se inicia un nuevo proyecto es bueno tener controlados todos los aspectos posibles para eso se utiliza la sinastría, para conocer cuán compatibles somos con otra persona en el plano sentimental, o como amigos, o a la hora de poner un negocio en común, en fin cuál es el grado de compatibilidad existente entre dos cartas natales.

La sinastría se utiliza principalmente para encontrar los puntos de contacto entre dos individuos para comprender dónde se podrían presentar fricciones y dónde habría una mayor armonía en la relación. Se puede aplicar a una carta de compatibilidad de parejas o matrimonial, a una relación de socios o comercial y hasta para saber el grado de compatibilidad entre una persona y su mascota

Así, definiríamos la sinastría como la parte de la astrología que se centra en analizar la compatibilidad existente entre una o más personas, basándose en sus cartas astrales.

Este análisis se realiza comparando las cartas astrales de las partes implicadas y analizando los aspectos entre los planetas de ambos y el emplazamiento de éstos en las casas de la otra parte. De esta manera, cada uno puede apreciar cómo fluyen las energías entre los dos: cuáles son las áreas donde existe un contacto armonioso y productivo, y dónde las energías interfieren la una con la otra, causando tensión y frustración.

Una carta de sinastría es capaz de mostrar claramente cómo y a través de qué actitudes uno de los involucrados afecta al otro y esto aporta una inmediata comprensión de la dinámica establecida en la relación y también de las necesidades emocionales sinastríao psicológicas del otro en lo que respecta a su manera de relacionarse o a la forma en que entiende el amor y las relaciones afectivas en general.

Es cierto que la sinastría puede ayudar a saber cómo va a funcionar una relación pero no lo es menos que el amor es un sentimiento y como tal no se puede controlar, ni medir ni predecir por lo que, en el caso de relaciones sentimentales, los resultados que arrojan los estudios de sinastría no deben tomarse como una obligación a seguir ya que por más que una comparativa entre cartas astrales muestre una incompatibilidad en una pareja, ésta bien puede mantenerse unida por el amor, respeto, fidelidad y confianza que se tienen.

Establecemos relaciones en función de cómo somos. Por tanto, para realizar una sinastría es preciso conocer cómo es cada una de las personas implicadas en la relación y qué espera de ésta. Es necesario ser consciente de la aportación de cada uno al éxito o fracaso de la relación, mediante la comprensión de las características de la propia personalidad.

Un análisis más minucioso y preciso de una carta de sinastría no sólo permite reconocer de antemano los temas, las áreas y las energías donde la pareja presentará resistencias o afinidades sino también entender por qué se producen ciertos conflictos emocionales o de convivencia entre ellos, ya que es capaz de mostrar cómo y a través de qué actitudes uno de los involucrados afecta al otro.

A medida que un miembro de la pareja analiza a través de la sinastría los problemas que la otra parte genera en la relación se comprende más a sí misma y ve con claridad su propia responsabilidad en los conflictos planteados.

Para interpretar correctamente una carta de sinastría deberemos fijarnos principalmente en los aspectos de los planetas, en las casas astrológicas y en cómo se relacionan dentro de la carta para ambas personas. Es decir, se debe incorporar la carta natal de una persona en la carta natal de la otra, superponiéndolas de forma que coincidan los signos de sus respectivos zodiacos.

sinastríaTodo ello debe realizarse tras el estudio de las cartas natales de ambas personas por separado ya que cada persona es diferente y única en su naturaleza y su estudio personalizado ayuda a definir la relación que la une con los demás.

En una sinastría serán determinantes:

La posición del Sol en cada una de las cartas y en qué casa y signo se encuentran por separado, sobre todo en cuestiones de convivencia.

La Luna y sus aspectos con el Sol, ya que revela en qué medida los hábitos, la educación familiar los valores afectan a la relación en los intereses comunes.

La Casa VII o Casa de la Relación, ya que indica lo que se proyecta, o sea, las carencias de una persona, lo que nos falta. Inconscientemente buscamos personas que tengan energía similar a la del signo de nuestra Casa VII, y atraemos también esa energía hacia nosotros

Otro elemento a tener en cuenta en una carta de sinastría es el ascendente ya que desvela la manera en que la persona se acerca a la vida. El Ascendente puede ser una imagen que proyectamos al exterior, como un escudo, pero también una puerta que se abre hacia nuestro verdadero yo y permite que fluya a través de este canal una gran parte de nuestra personalidad.

¿Os habéis hecho alguna vez una carta de sinastría? ¿Os ha sido útil? Esperamos vuestros comentarios.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing