Tai Chi Chuan

Tai Chi Chuan

Si vives en una gran ciudad seguramente has visto en algún parque grupos de personas moviéndose a ritmo muy lento. Parece que hacen algún arte marcial pero como si fueran a cámara lenta. Esas personas están practicando Tai Chi Chuan, un deporte con el que se ejercita cuerpo y mente a través del correcto equilibrio entre ambos. Aunque el Tai Chi Chuan se realiza lentamente y de forma suave con él se pueden trabajar todos los músculos del cuerpo, la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio. Gracias a esto este arte marcial ayuda a mejorar la condición física y a curar ciertas enfermedades.

El Tai Chi Chuan recibe también el nombre de meditación en movimiento ya que consiste básicamente en aprender y practicar secuencias de movimientos o formas. El practicante debe adoptar ciertas posturas y luego pasar armónicamente a otras, hasta completar una secuencia. Las formas tienen nombres muy bellos como “La grulla blanca extiende sus alas”, o “separar la melena del caballo salvaje.” Su eficacia estriba en la combinación armónica de tres fundamentos: el movimiento corporal, la concentración mental y la realización de una respiración consciente. El equilibrio mental es uno de los objetivos del Tai Chi Chuan. Ayuda a que las emociones se equilibren y con ello permite que surja una actitud más positiva ante la vida.

El Tai Chi Chuan está considerado un arte marcial interno del conjunto del Wushu chino y en la antigüedad era considerado parte de la Medicina China Tradicional por lo que se estudiaba a la par que esta y que el Chi Kung. Formaba parte de la Medicina China Tradicional porque el Tai Chi Chuan se basa en la distribución de la energía vital, Chi, a través de los canales energéticos del cuerpo y en el uso de esta energía para conseguir equilibrio y paz interior.

Según la medicina tradicional cuando la energía Chi no puede circular libremente por los meridianos aparece la enfermedad. Los movimientos del Tai Chi están diseñados para activar ese flujo de energía y eliminar los bloqueos. Así el practicante de este arte marcial será capaz de manejar su propia energía Chi, tener pleno control sobre ella y usar la del adversario a su favor. Así esta práctica se convierte en un camino de sanación y autoconocimiento espiritual pero también en un arma para la defensa personal.tai chi chuan

En la actualidad se considera que el Tai Chi Chuan es una práctica físico-espiritual que combina los principios de la filosofía taoísta con movimientos basados en los principios de la medicina china. Pero además es una técnica de relajación. Las diferentes posturas están diseñadas para que se relaje la tensión muscular y sus métodos de respiración inducen estados de serenidad.  Durante la práctica del Tai Chi el cuerpo debe estar relajado y moviéndose lentamente, sintiendo cómo la energía recorre el organismo, llevando la fuerza hacia el movimiento. La respiración es un elemento clave. Debe de ser profunda, relajada y, a la vez, debe fluir de manera natural junto con el movimiento.

Existen dos modalidades principales: el estilo Yang y el estilo Chen. En el Tai Chi Yang predominan los movimientos largos, suaves y en los que no hay alteración de la respiración o de la fuerza que se ejerce. Por ello, este estilo está recomendado para principiantes y para personas de mayor edad. El estilo Tai Chi Chen se basa en movimientos que combinan la relajación con la explosión por lo que es más difícil de dominar. Aún siguen siendo ejercicios relativamente moderados, por lo que cualquier persona puede practicarlo si alcanza la disciplina necesaria.

Diferencia entre Tai Chi y Tai Chi Chuan

Cuando empecé a interesarme por este tema me di cuenta que en muchos artículos los términos Tai Chi Chuan y Tai Chi se usaban indistintamente. Pero pronto me di cuenta de que existe una diferencia significativa. Así el término Tai Chi hace referencia a los ejercicios físicos que se realizan en esta práctica deportiva. Pero si se habla de Tai Chi Chuan se está haciendo referencia al arte marcial completo que engloba las prácticas físicas, las aplicaciones marciales y filosóficas de esta disciplina.

Beneficios del Tai Chi Chuan

El Tai Chi presenta una ventaja importante sobre el Yoga y es que además de que se realiza de pie, sin necesidad de alfombrilla las posturas son mucho más sencillas y fáciles de adoptar. Por lo que es una práctica apta para cualquiera, incluidas personas mayores o con poca flexibilidad. Para aquellos que no pueden estar de pie, algunos de los ejercicios de esta disciplina presentan variantes en postura sentada.

tai chi chuan

El Tai Chi Chuan es muy recomendable pues, con sus movimientos suaves combinados con la respiración adecuada flexibiliza las articulaciones y restaura la libre circulación de la energía devolviendo al cuerpo su equilibrio. Su práctica te dará una gran sensación de bienestar, mejorará tu circulación sanguínea y tu respiración será más armónica y consciente.

Este arte marcial reduce los niveles de estrés y ansiedad, gracias al control de la respiración necesario para la realización de los ejercicios. Además al desbloquear los flujos de energía del organismo, ayuda a controlar el dolor, sobre todo dolores abdominales y de cabeza. Muchos de estos trastornos se relacionan con una tensión que se elimina durante el proceso de relajación cuerpo y mente.

Al inhalar y exhalar más cantidad de aire durante los ejercicios de Tai Chi se refuerza la oxigenación de la sangre con lo que se mejora la nutrición del corazón y previene la aparición de algunas dolencias cardíacas. Además utilizar los pulmones a su plena capacidad es el camino para mantenerlos sanos y fuertes. El aumento de la cantidad de aire en cada respiración ayuda a mejorar la función pulmonar, llevando más oxigeno a la sangre y, por lo tanto, a todos los tejidos y órganos lo que influye en un aumento de la resistencia del cuerpo.

Contraindicaciones del Tai Chi

Al ser el Tai Chi una práctica tan suave, sus contraindicaciones son prácticamente nulas. Lo que si existen son ciertas precauciones que debes tomar. Por ejemplo, si estás embarazada es mejor que realices solo los movimientos más sencillos y bajo supervisión.

Es mejor no practicarlo después de comer. Que los movimientos sean suaves y lentos no significa que puedas realizarlos sin haber hecho primero la digestión. Es recomendable esperar al menos, una hora después de comer para practicar Tai Chi.

Las lesiones pulmonares, en huesos y tendones pueden dificultar la realización de movimientos de este arte marcial Si estás lesionado es mejor que consultes a un experto antes de practicarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing