Tu amuleto de San Valentín

Amuleto de San Valentín

Hoy es el día de San Valentín y por mucho que quieras ignorarlo, seguro que lo sabes porque te han bombardeado desde todas partes, televisión, carteles, Facebook, para que lo sepas y participes de él. Lo ideal sería que pasaras el día de hoy con tu media naranja pero a lo mejor aún no la has encontrado aunque no te faltan ganas. Por eso en este post voy a explicarte cómo hacer un amuleto de San Valentín para atraer el amor a tu vida o para conservarlo y reavivarlo si ya lo tienes.

En un post anterior escribí algunos rituales de San Valentín para recuperar el amor o para atraerlo, si quieres leerlo, haz clic aquí.

El origen del día de San Valentín hay que buscarlo en los antiguos ritos romanos de la Lupercales que se celebraban cada 15 de febrero y en los que se festejaba a Fauno y a la loba que amamantó a Rómulo y Remo. Esta fiesta servía para estimular la fertilidad y  curar la esterilidad y para ello los hombres “azotaban” a las mujeres con trozos de cuero de una cabra sacrificada, bañados en sangre. Con el paso del tiempo, esos ‘juegos eróticos’ se transformaron en orgías públicas, razón por la cual el papa Gelasio resolvió prohibir todo ese ritual.

Al no conseguirlo, Gelasio se vio obligado a sobreponerles una fiesta cristiana, con la intención de que los fieles se ‘distrajesen’. Así, estipuló que el 14 de febrero se honrase a San Valentín, el protector de los enamorados. Este San Valentín era un sacerdote cristiano que, habiendo transgredido la orden del emperador Claudio II de suspender los matrimonios, fue condenado a sufrir tres terribles castigos: el tormento, el apedreamiento y, finalmente, la decapitación.

Al igual que ante cualquier ritual en el que se solicita la intervención de la divinidad en nuestro favor, antes de empezar a fabricar el amuleto de San Valentín, tienes que prepararte física y anímicamente, Lo primero que debes hacer es tener una actitud positiva y mucha fe en que el amuleto de San Valentín te va a funcionar, si eres una persona escéptica los hechizos y rituales no son para ti. Si tienes fe la mitad del trabajo ya está hecho.

Una vez convencido de que el amuleto de San Valentín va a funcionar, debes prepararte físicamente a través de un baño purificante, una limpieza que te ayude a cambiar lo que no te gusta en tu vida amorosa. A través del baño purificante lo que vas a conseguir es dejar atrás toda la energía negativa que hayas podido atraer y sentirte una persona más atractiva e interesante a nivel emocional.Amuleto de San Valentín

Para ese baño vas a necesitar una pastilla de jabón natural, que no tenga químicos, una copa de vinagre de frutas, un puñado de sal marina y un litro de agua. Lo primero que debes hacer es mezclar la copa de vinagre de frutas y el puñado de sal con el litro de agua, después deberás tomar un baño normal con el jabón natural, eso sí, enfocando tu mente en visualizar lo que quieres conseguir, es decir atraer el amor a tu vida. Después de enjuagarte, deberás echarte por encima el agua con vinagre y sal y mientras los haces deberás repetir durante unos minutos: “Ruego a ti Dios Padre todopoderoso, a los Santos, a los Ángeles y a los seres de Luz blanca, me limpien de todo mal”. Si prefieres invocar a otra divinidad, puedes hacerlo, cambiando los nombres de Dios, Santos y Ángeles de la oración por el nombre de la divinidad a la que quieres llamar en tu ayuda.

Una vez hecho esto te aclaras con agua limpia y te secas con una toalla limpia y a ser posible que sea de algodón blanco. Sal del baño y vístete con ropas sueltas de telas naturales como el algodón, el lino o la seda y si pueden ser de color blanco mejor. No es imprescindible, pero si aconsejable. Es mejor que no uses ropa interior.

Ahora ya estás listo para empezar a elaborar el amuleto de San Valentín. Los ingredientes de este amuleto casero son fáciles de encontrar. Recuerda que la energía que le pongas a la hora de hacer el amuleto es tan importante como el propio amuleto.

Tu amuleto de San Valentín

Para el amuleto de San Valentín vas a necesitar una bolsita de tela rosa o rosada no hace falta que sea muy grande de 10cm x 10cm es suficiente (si eres un poco mañoso puedes hacértela tú mismo), hilo de coser de color rojo y una cazuelita pequeña nueva y que sólo podrás usar para ritos mágicos. También necesitarás 1 cucharada de talco, 1 cucharadita de cáscara de huevo finamente molida, 1 cucharadita de canela molida, un poco de limadura de tus uñas, 1 cucharadita de manzanilla molida (puede ser de una bolsita de infusión), 3 hojas de narciso (puede ser de herbolario, floristería o bien silvestres) y 1 rosa (si puede ser que la compre o la corte una mujer embarazada, con una relación estable y posteriormente te regale). Usa solo 3 pétalos, la rosa la guardas en el cajón de tu ropa interior.

Una vez tengas todos los ingredientes de tu amuleto de San Valentín ponlos encima de la mesa que vayas a usar para este rito mágico. A su lado enciende una vela de color rojo y prepara algo para comer acompañado de un poco de vino si te gusta, si no escoge tú mismo la bebida. Antes de empezar a elaborar el amuleto de San Valentín come lo que hayas preparado y bebe el vino. Esta pequeña colación se realiza en señal de comunión y respeto con la propia magia.

Amuleto de San ValentínDespués de comer, camina alrededor de la mesa (hacia la derecha) y solicita protección a los elementos mientras das tres vueltas.  Medita y manifiesta el deseo de compartir tu vida con alguien que te vea atractivo y deseable, que se fije en ti y abra las puertas de la comunicación para un mejor entendimiento.

Cuando hayas acabado siéntate a elaborar el amuleto de San Valentín meditando permanentemente en lo que quieres conseguir. Imagina, por ejemplo, como desearías que te vieran tanto física como psíquicamente, cómo quieres que sea la otra persona o qué deseas que ocurra para conservar el amor que ya tienes.

Lo primero que haremos será pedir permiso a las divinidades para invocarlas diciendo “en esta noche y atrayendo la energía del día de san Valentín solicito permiso para realizar este talismán para que el deseo físico de la atracción se proyecte y posteriormente transmute a un amor espiritual”.

Después coge la cazuelita y coloca dentro el talco, la cáscara de huevo, la canela, la limadura de uñas, la manzanilla, las tres hojas del narciso y tres pétalos de la rosa, mézclalo todo y apriétalo un poco para que quede reducido a polvo luego introdúcelo dentro en la bolsita de tela la cual deberás cerrar cosiéndola con el hilo rojo pasado por tu saliva mientras piensas en cómo será la persona deseas para ti. Guarda esta bolsita en lugar donde tienes tu ropa y todos los días después de tu baño la colocas un poco en las palmas de tu mano. Mientras te acaricias con este polvo piensas en lo atractiva que eres y en la persona que deseas atraer.

Este amuleto de San Valentín es muy efectivo siempre que lo realices con mente positiva y con fe. Espero que te sea muy útil. ¡Feliz San Valentín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing