Un baño con buen Feng Shui

Buen Feng Shui

Uno de los lugares del hogar en que más fugas de energías se producen es en el baño por lo que el Feng Shui recomienda tratar esta zona con mimo y cuidado. Un baño con buen Feng Shui exige adaptar una serie de elementos para que las pérdidas de energía por desagües y tuberías puedan paliarse.

Como contrapartida a esas fugas de energía, en el baño, según afirma Simon Brown en su obra La Biblia del Feng Shui, es donde nos libramos del Chi no deseado cuando nos lavamos y eliminamos los productos de desecho. La eliminación de ese Chi ayuda a liberar emociones e ideas viejas. El baño, por tanto, puede considerarse como un lugar de purificación y de placer donde a través de los cuidados que prodigamos a nuestro cuerpo expresamos nuestra autoestima.

Lo más recomendable es considerar el baño como una habitación más de la casa y por tanto decorarla y mantenerla tan acogedora y cálida como las demás y no convertirla en un lugar en el que se guardan trastos y se usa de tendedero cuando llueve.

Según el Feng Shui tradicional, el baño debe encontrarse fuera de las casas porque es importante que en el interior del hogar no haya ni tuberías ni desagües para evitar la fuga de la energía de la fortuna y la salud. Pero en la época en la que vivimos es bastante complicado mantener los baños fuera de la vivienda por comodidad y por falta de espacio. Las casas modernas están equipadas con las canalizaciones del agua corriente, la cisterna y los desagües.

El Feng Shui no defiende la renuncia a los avances occidentales, sino que quiere buscar un equilibrio entre las construcciones modernas y la naturaleza a través de la armonía de los espacios cerrados. Como ya he comentado anteriormente, la principal manera de conseguir que cualquier espacio de la casa sea armonioso es evitar los extremos y buscar el equilibrio.

Consejos para un baño con buen Feng Shui

Para conseguir un baño con buen Feng Shui, lo primero que hay que hacer es considerar en qué lugar de la casa ponerlo. Es mejor que no esté cerca de una escalera o frente a la puerta de entrada, de la cocina, o de cualquier otra habitación ya que arrastrará la energía de esa estancia y debilitará la zona. Cuando digo frente a una puerta me refiero a que la puerta del baño y la de otra habitación estén enfrentadas, si el baño está frente a una habitación pero las puertas no están alineadas, el Feng Shui de esa habitación no sufrirá por la cercanía del baño.Buen feng shui

Lo más importante para disfrutar de un baño con buen Feng Shui es asegurarnos de que está limpio y ordenado y sobre todo de que todos los elementos del baño estén en perfectas condiciones: que las juntas no pierdan agua, que el inodoro drene bien y que la ducha tenga la pendiente necesaria para que no quede el agua estancada; siendo el agua el elemento principal de un baño es necesario que corra  libremente para que el Chi fluya y se intensifiquen los efectos benéficos.

También es necesario evitar los goteos de llaves mal cerradas y el desgaste del agua. Es terrible ver como se desperdicia el agua cuando alguien, por ejemplo, se está afeitando y en lugar de abrir y cerrar el grifo cuando lo necesita deja correr el agua mientras se demora frente al espejo. Esa forma de desperdicio aleja la prosperidad del hogar.

Otro enemigo de un baño con buen Feng Shui es la humedad por lo que es importante que el espacio esté bien ventilado y que  el aire circule para que la humedad no se quede atrapada. Si tu baño no tiene ventanas, prueba a instalar un extractor y asegúrate de contar con buena luz artificial para que sustituya la luz natural.

Un baño con buen Feng Shui siempre estará bien iluminado, los baños oscuros atraen el pesimismo y la tristeza. Si no tienen luz natural debes colocar luces que iluminen todo el espacio, las más recomendadas son las luces led porque son económicas y su luz suele ser potente. Cuando quieras convertir tu baño en un espacio de relax puedes agregar velas y reducir la intensidad de las luces principales.

El elemento que más abunda en el baño es, por supuesto, el agua, así que para conseguir un baño con buen Feng Shui será necesario reducir el elemento agua aumentando la presencia de otro elemento. Si consultamos el esquema de los cinco elementos veremos que el elemento que satura al agua es la tierra, por lo que deberemos añadir elementos tierra al baño. Se pueden añadir objetos de decoración de colores tierra (amarillos, ocres, naranjas, marrones), colocar azulejos con esos tonos, poner muebles de madera natural etc.

Para que el equilibrio sea perfecto y podamos disfrutar de un baño con buen Feng Shui hay que incorporar también el elemento fuego. Para ello se pueden emplear velas, ambientadorebuen feng shuis eléctricos o inciensos, cuadros de animales o motivos vivos etc.

Entre los elementos más destacables e imprescindibles de un baño se cuentan el inodoro, el lavabo, la bañera y el espejo. En cuanto a los dos primeros es necesario que estén limpios y que no pierdan agua y siempre que no se estén usando es mejor que estén tapados. El inodoro no debe colocarse en la pared que comunique con la cocina o la habitación pues sus desagües transportan residuos que simbolizan la suciedad.

Un baño con buen Feng Shui debe incluir, a ser posible, una bañera semicircular u ovalada. Si no, adaptaremos la bañera rectangular tradicional o la ducha a los principios de esta filosofía a fin de crear un espacio armonioso y acogedor. Para ello se pueden cambiar las cortinas blancas y lisas por unas en tonos azules que recuerden al agua y ondas que evoquen a las olas del mar. Los tonos azules y verdosos crean ambientes relajantes, por lo que se pueden usar en alfombras y toallas además de en las cortinas.

En cuanto al espejo, su colocación ideal es frente a la puerta de entrada lo que ayudará a que el espacio parezca más amplio, además el reflejo que devuelve el espejo puede ayudar a mejorar la salud y aumentar el flujo de dinero en casa. Si tienes la posibilidad de colocar alguna planta que se refleje en el espejo, lograrás una excelente fuente de buena energía.

Como veis un baño con buen Feng Shui puede lograrse fácilmente usando sencillos trucos de decoración.